10 “Pasos Infalibles”que harán que un hombre vuelva a buscarte como loco

Si has sufrido una ruptura de esas en las que te lo han hecho pasar muy mal, es normal que ahora estés dolida y resentida. Por eso, seguro que te encantará ver como ese hombre vuelve suplicándote una segunda oportunidad y te dice que se muere por estar contigo.

Después de seguir estos 10 pasos, la decisión ya sólo será tuya.

¿Le das esa segunda oportunidad? ¿O lo dejas sufriendo un tiempo?

10. Esfuérzate en ponerte bonita cada día

Saca las fuerzas de dónde sea, pero ponte tus mejores trajes, los vestidos más sexys y elegantes que tengas, maquíllate sutilmente. ¿Sabes lo que nunca falla? ¡Unos buenos tacones! Ponte unos tacones bonitos y te harás irresistible.

9. Pisa fuerte

El segundo paso es una buena actitud. No puedes ser la mujer más bonita si vas cabizbaja por la calle, con los hombros caídos y mirando al suelo. ¡Mira al frente! pon tu espalda recta, mantén los hombros atrás y pisa fuerte por allá dónde vayas. (Nunca sabes cuando puedes cruzarte con ese hombre por tu camino).

8. Usa un perfume irresistible

Un buen perfume hace que un hombre enloquezca. ¿Te vas haciendo una imagen mental? Estás preciosa, pisas fuerte allí dónde vas y dejas un rastro de olor que te hace irresistible. Nadie quedará indiferente a tu paso.

7. Filtrea con otros hombres delante suyo

Ha llegado el momento en el que te encuentras con tu ex. ¿Hay otros hombres alrededor? ¡Filtrea con ellos! Pero hazlo de una forma sutil o causarás el efecto contrario por parecer una mujer fácil. Sencillamente habla con otro hombre, sonríe, tócate el pelo y ¡sobretodo! no mires nunca a tu ex, o ¡descubrirá tu plan! No hace falta que compruebes nada, ten por seguro que él te estará mirando muerto de celos.

6. Sonríe siempre, siempre, siempre

No dejes de dibujar una sonrisa en tu cara. Aunque no hayas tenido un día bueno, él tiene que creer que eres la persona más feliz del mundo sin él. Que no lo necesitas para nada. Haz que parezca que siempre estás contenta y pasándolo en grande.

5. Juega con las redes sociales

Es un gran truco. ¡Verás como funciona! Si ves que él conecta el chat de facebook, espera por un minuto, y desconéctate. Si te habla, tarda horas en contestarle. ¡O contéstale mañana! También puedes hablarle tu: Salúdalo y pregunta cómo está, y después tarda un día en responder a lo que te haya dicho.

4. Si te pide una cita, hazte la mujer ocupada

Seguramente te diga de hacer un café cualquier día, para ver cómo os va todo. ¡Ya lo tienes casi rendido! Dile que no puedes, que tienes cualquier cosa que hacer, pero que seguro que más adelante encontráis un día. Y deja que vuelva a pedírtelo la semana siguiente.

3. Decide tú cuando termina la cita

Puede que le hayas hecho esperar lo suficiente. Entonces dale lo que te pide, ve a hacer un café con él. Tienes que mostrarte fantástica, feliz de la vida. Cuéntale lo magnífica que es tu vida y lo bien que te va todo. Muéstrate segura de ti misma, no te quedes callada. (Recuerda, ¡hombros atrás, mirada al frente y gran sonrisa!) Entonces, cuando llevéis un rato, di que no tienes más tiempo para él porque has de ver a alguien. Despídete amablemente y ¡muy importante!, bajo ningún concepto dejes que te invite al café. Paga con tu propio dinero.

2. Mira tu móvil y sonríe

Durante la cita, o en alguna ocasión en la que coincidas con él, saca tu móvil de vez en cuando y sonríe. Imagínate que un chico te dice cosas bonitas y recrea la expresión que pondrías. ¡Deja que se pregunte quién te habla y te hace sonreír de esa forma!

1. Llévalo a tu apartamento y hazte la interesante

Si tenéis más citas, ahora llévalo a tu piso (o puedes ir tú al suyo). Haz que crea que tiene la posibilidad de que haya un contacto entre ambos, pero una vez allí ¡hazte la interesante! Deja el espacio de una persona entre vosotros si os sentáis en el sofá, y si se acerca, aléjate o aprovecha para ir al baño si no quieres separarte con descaro.

Si te pone una mano en la rodilla, quítala, y si intenta besarte dile que lo sientes, pero que tal vez ha confundido las cosas. Seguramente mueras por besarlo tu también, pero resístete. ¡La recompensa merecerá la pena!

¡Ya es tuyo! Si sigues todos estos pasos, convéncete de que ese hombre vendrá suplicándote que vuelvas con él. Te convertirás en una mujer irresistible a sus ojos. Ahora ya sólo está en tus manos decidir si le das una segunda oportunidad o lo dejas sufriendo un tiempo más.

Pero, ¡tampoco te pases! los hombres también se cansan de esperar. Si lo haces sufrir demasiado tiempo, tal vez piense que lo tiene todo perdido y tire la toalla. Y no querrás ser tú la que tenga que ir a pedirle nada. Así que déjalo sufriendo un tiempo, y si de verdad es tu hombre, vuelve con él manteniendo tu actitud de mujer fuerte y segura de sí misma.