9 Cosas por las que una Mujer NUNCA debería disculparse

Estas son 9 cosas por las que NUNCA deberías disculparte

Desde pequeños nos enseñan lo importante que es pedir perdón cuando herimos a alguien o cometemos un error. Aún así, existen personas que se pasan el día pidiendo perdón, ya que es una conducta que han interiorizado. Aunque pueda parecer una actitud buena y positiva, en el fondo no lo es. Ya que esto puede provocar que en un futuro ya no pidas perdón solo por lo que has hecho mal, sino que llegues a sentirte mal por la persona que eres. Para que dejes de lado esta actitud, hoy te traemos 9 motivos por los que NUNCA deberías arrepentirte y pedir perdón.  

Por tus gustos sexuales

Solo tu eres dueña de tu vida, y como propietaria de ella puedes decidir lo que más te convenga o lo que más ganas te provoque en cada momento. Y el sexo no es una excepción. No importa si te gusta una persona de tu mismo sexo, de tu sexo opuesto o de los dos, eres libre para estar con quién te haga feliz.

Por ser tu primera preferencia

Existen muchas personas que piensan que esto es una actitud egoísta, pero realmente no lo es. No hay otra persona en el mundo con quien vayas a estar toda tu vida, que contigo  misma, así que lucha por tus objetivos y vive tu vida al máximo, intentando siempre cumplir tus deseos. No tienes porqué sentirte mal por ponerte a ti como prioridad.

Por querer tener tu tiempo para desconectar

La presión es lo peor que puedes hacer con tu persona. Deja el estrés de lado y tómate tu tiempo para reflexionar las cosas con calma y saber que es lo que más te conviene. Esto no debería ser un motivo de disculpa para ninguna persona, si alguien no puede esperar a que te tomes ese descanso es que realmente no le importas tanto como dice. Así que no te preocupes por ellos.

Por necesitar la ayuda de los demás

Muchas personas se sienten mal cuando la única opción que les queda es pedir ayuda a otra persona. Debes interiorizar que en la vida necesitamos a otras personas a nuestro lado ya que no todo lo podemos solucionar solos, así que no te sientas fracasada si algún día debes pedir ayuda a alguien cercano, si es una persona que te quiere de verdad lo hará de todo corazón y nunca querrá que le pidas disculpas.

Por decidir qué carrera quieres cursar

Muchas veces las personas que nos rodean creen que son propietarios de nuestra propia vida y que pueden decidir sobre nuestros intereses. Pero en realidad solo debes tomar tú la decisión que más te hace feliz, si quieres trabajar de una profesión que a los demás no les gustan no es tu problema, es el suyo. Así que no pidas disculpas por nada.

Por no aceptar hacer lo que los demás quieren

Solo tu puedes decidir qué consejos coger y cuales no te van a servir para ser más feliz en tu vida. No debes sentirte mal por ello, incluso si alguien a quien quieres mucho te dice que hagas algo y tu crees que no es lo mejor. Solo tu corazón te dictará que es lo que más te conviene.

Por no saber o no entender algo

Muchas personas juzgan tu persona por aquello que sabes, pero en realidad esto no define realmente tu personalidad. Así que no debes dejarte guiar por las opiniones de estas personas, sé tú misma y nunca pidas perdón por no saber algo o no entender.

Por no querer casarte

Muchas personas creen que se debe seguir el ciclo vital de vida, y que este conlleva que cuando llegas a los 30 ya tengas que estar casada y asentada. Pero ahora el ritmo de vida ha cambiado, las personas pueden ser independientes y no necesitar a nadie a su lado para vivir, así que no te sientas mal si llegas a esta edad y aún no quieres casarte.

Por querer expresar tus sentimientos

No tengas miedo ni vergüenza de expresar lo que sientes cuando lo sientes. Si en ese momento estás enfadada o tienes ganas de llorar no tienes por qué reprimirte. Si te guardas todas tus emociones, vas haciendo una bola en tu interior que estallará en el momento menos esperado.