Las Parejas que se Aman Verdaderamente tienen estas 9 leyes en sus vidas


large-1

Para que el amor de pareja funcione no pueden faltar los siguientes puntos. Y si faltan, es muy importante mentalizarse y trabajarlos, con amor, con tu compañero de vida. Es muy bueno ser consciente de las carencias de la relación para así ser más exitoso en el desarrollo de la misma. Recuerda que amar es una decisión, y de la misma forma que decides amar, debes decidir construir los pilares de la relación de la mejor forma posible. Amar totalmente.

9. La confianza

En el amor es una de las leyes más importantes. Si no confías en la persona que tienes al lado vivirás toda tu vida con miedo e incertidumbres, que te harán sufrir hasta el punto de desear separarte de esa persona. Y no solo es malo para ti, también para la otra persona ya que no te ha hecho nada malo, ni ningún daño, pero aún así tú desconfías de él sin motivo alguno. Empieza a creer en ti misma, en lo que vales y deja las comparaciones a un lado, solo así podrás ser feliz junto a otra persona.

8. El Causa y efecto

Quien siembra recoge y vas a recibir exactamente lo que das. Si eres una persona que trata mal a otras, no esperes que el mundo te trate bien a ti. Así que procura siempre no hacer daño a nadie, y así podrás vivir con la conciencia tranquila y recibir todo eso bueno que estás dando a los demás.

7. Las caricias

Tocar a un ser querido hace que nuestro estrés se reduzca considerablemente y que fluyan las hormonas de la felicidad. Nos sentimos muy bien cuando somos acariciados por alguien a quién amamos, parece como si tocara directamente nuestra alma. Muchas veces las parejas reducen las caricias solo al momento sexual, comprueba por ti misma la agradable sensación que es acariciar a tu pareja sin ningún motivo sexual, verás que no puedes dejar de hacerlo más.

6. El amor

Aunque sigamos creyendo en el amor perfecto de las películas, el amor verdadero es mucho más que eso. Significa aceptar a la otra persona, saber realmente cómo es y no juzgarlo, amarlo incondicionalmente y estar a su lado en todos los momentos. Olvídate de los celos, de los reproches y de los sentimientos negativos, eso solo hará que se rompa la relación.

5. La semejanza

Aunque exista el refrán: “los polos opuestos se atraen”, lo cierto es que normalmente nos juntamos con personas en las que nos vemos reflejados. Así que si tienes al lado a alguien que no te gusta nada, es porque interiormente no estás a gusto contigo misma y eres igual que él. Así que si quieres atraer un tipo de persona a tu vida, solo debes convertirte en eso que deseas.

4. La libertad

Lo peor que puedes hacer en una relación es ahogar a la otra persona. Cuando la intentamos retener, privar de sus aficiones o de sus seres queridos, no estamos haciendo otra cosa que alejándola poco a poco de nuestro lado. Si amas a la persona con la que compartes tu vida, deja que sea feliz, y que disfrute los momentos de libertad que merece.

3. Regalar

Amar a alguien no es más que entregarle una parte de tu corazón, y eso ya es un acto de valentía. Estas regalándole tus sentimientos a alguien que no sabes cómo los va a tratar, ni qué va a hacer con ellos. Si la otra persona siente lo mismo por ti, seguro que sabrá cuidar de ellos, aunque si es al contrario puede que acabe jugando con tu trocito de corazón. Aunque no tengas miedo, lo mejor que puedes hacer en la vida es regalar tu amor. Porque siempre será correspondido, quizá no de la primera persona que desearías… pero si no desesperas seguro que encuentras lo que estabas buscando. Así que ya sabes, si quieres recibir amor primero debes entregar el tuyo.

2. La comunicación

Aunque debe ser la base de cualquier relación, debes tener mucho cuidado con las palabras que utilizas cuando estás con tu pareja. Nunca debes humillar, ni reprochar y mucho menos juzgar al otro. Las palabras no se las lleva el viento, cuando alguien te hiere hablando, ese dolor cala muy hondo dentro de ti. Así que si amas a esa persona, nunca le hagas daño con el poder de la palabra.

1. La sinceridad

Otra de las bases más importantes. Sé sincera con tu pareja, ayuda a hacer crecer la relación y no a machacarla. Dí siempre eso que te preocupa o tu opinión sin miedos, porque si te vas guardando las cosas al final llega un día que explotan. Lo más importante es que puedas sentarte a hablar con tu pareja y decirle con sinceridad todo lo que piensas acerca del tema que os incumbe. Solo así podréis construir unos muros fuertes que aguanten los problemas del futuro.