Estas palabras harán que un hombre se enamore más ti ¡No podrá olvidarte!

Una vez más, el terreno del amor vuelve a diferenciar a hombres y mujeres. Los dos sexos somos distintos en muchos aspectos, pero en las relaciones personales mucho más. A ellos les gustan unas cosas y a nosotras otras, y aunque llegamos a algunos puntos de sinergia nunca esperamos de nuestra pareja las mismas cosas, ni nos enamoramos de la misma manera.

Quitando que cada persona es un mundo distinto, la mayoría de mujeres somos mucho más románticas a la hora de enamorarnos que los hombres. Nos gusta envolver todas las situaciones de palabras bonitas, y que todo salga perfecto. Aunque creamos que los hombres son más sencillos a la hora de enamorarse y que no les gusta lo mismo que a nosotras, estamos equivocadas.

A ellos también les encanta que les demuestres lo importante que son para ti, algunos sólo desearán alimentar su ego, pero otros lo tomarán como una prueba de amor. El contacto físico es fundamental, y no hablamos de sexo, sino de pequeños gestos que puedes hacer mientras habláis que lo hacen sentir cercano a ti, y le hacen ver esa conexión que se está creando entre vosotros. Y aunque haya un sin fin de cosas que puedas hacer para volver loco a un hombre, hoy te mostramos la más importante: el don de la palabra.

No hay nada que enamore más a un hombre que una mujer que sepa conquistarlo a través de las palabras, que sea una mujer inteligente, que sepa cuándo decir las cosas y que siempre tenga las palabras correctas.

Pero si lo que quieres es que se vuelva loco por ti, y que no pueda dejarte marchar nunca más, debes decirle unas palabras concretas. Si a un hombre le dices “creo en tí” no solo despiertas su lado sentimental más bueno, sino que también estás reforzando su autoestima y sus ganas de lograr lo que se proponga. Con estas palabras estás regalándole toda tu confianza y pidiéndole, sin decirlo, que no te haga daño. Le estás abriendo tu corazón y mostrando tus sentimientos, en busca de una respuesta similar. Y ante esto, él no puede hacer otra cosa que caer rendido a tus pies, y una vez pasa esto, ya no puede desengancharse de ti jamás.

Loading...