Lo que todos necesitamos saber sobre Infecciones de Transmisión Sexual

¿Sabes cómo detectar si tienes una enfermedad sexual?

Aunque el volumen de enfermedades de transmisión sexual no es comparable a la época que se vivió en los años 80-90, lo cierto es que aún hay mucha gente que se contagia. No es por falta de información, ni por falta de métodos, simplemente es una irresponsabilidad que deciden hacer algunas personas. Hoy te mostramos alguna de las enfermedades sexuales más comunes y cómo puedes detectar si estás contagiada por alguna de ellas. El sexo siempre debería ser seguro.

El Herpes Genital

El Herpes genital se caracteriza por ser una enfermedad de transmisión sexual inflamatoria de tipo vírico, en la que aparecen unas pequeñas lesiones cutáneas en la zona, de un color rojizo. Podemos diferenciar dos tipos distintos de herpes, el herpes labial y el herpes que puede causar úlceras.

Los síntomas de esta enfermedad son simples y sencillos de detectar. Empiezan a aparecer llagas dolorosas en la zona, tienes mucho flujo vaginal, bultos en la ingle y quemazón y dolor al orinar. Durante los primeros días de la enfermedad, pueden sufrir síntomas como los de la gripe, como dolor corporal, de cabeza o fiebre.

Puede detectarse a través de un análisis de sangre o de extraer una muestra del tejido vaginal.

La Clamidia y la Gonorrea

La Gonorrea es una enfermedad de transmisión sexual que causa infecciones en la vagina. Los síntomas son muy claros, dolor o inflamación en la zona, sensación de ardor y dolor al orinar, tener pérdidas de sangre al orinar, etc. Puede detectarse con un análisis de orina o sangre y una muestra extraída del cuello del útero.

Por otro lado, la Clamidia es una infección que causa daños muy graves y permanentes en el sistema reproductor de la persona que se contagia, imposibilitando el quedarse embarazada en un futuro. Los síntomas son sensación vaginal anormal y mucho ardor y dolor al orinar.

El Virus del Papiloma Humano

Existen más de 100 tipos de virus, y cada uno de ellos tienen síntomas distintos. Algunos se manifiestan con infecciones en la zona genital, como el cuello del útero, la vulva o la vagina. Mientras que otros se manifiestan con verrugas en la planta de los pies o en las manos. Para detectarlo en las mujeres se hace por medio del Papanicolau y la prueba del VPH.

Hepatitis, Sífilis y VIH

La Hepatitis es una enfermedad infecciosa que está presente en la sangre, en el esperma y en la leche materna. Se pueden contagiar a través de relaciones sexuales sin preservativo con una persona infectada o por compartir cuchillas, agujas o jeringuillas infectadas. La mayoría de los casos no tienen síntomas en concreto o pueden aparecer entre uno y seis meses después de la infección.

La Sífilis es una enfermedad que puede llegar a causar la muerte, y los síntomas pueden dividirse en varias fases. Al principio puedes contraer unas verrugas en la parte genital y pueden acabar desembocando en una fase final con pequeños tumores o problemas del corazón, aunque suele ser a los dos años de la infección.

Para acabar, el virus VIH ataca al sistema inmune de las personas y lo debilita hasta que las personas no pueden superar algunas infecciones más simples, puede llegar a causar la muerte. Los síntomas pueden aparecer hasta 10 años después de haberse infectado, pero normalmente son glándulas hinchadas de la garganta, en las axilas o las ingles, y también mucho dolor de cabeza, sensación de cansancio y fiebre.

Para detectar alguna de estas enfermedades se deben hacer las pruebas médicas rutinarias de cada año, aunque también se puede detectar a través de las pruebas del VIH y a través de análisis de sangre.

Loading...