Ella se operó la mandíbula y la dentadura. Su cambio es tan radical que parece otra persona

Ella se operó la mandíbula y la dentadura. Su cambio es tan radical que parece otra persona

¿Cuántas veces no habremos estado seguras con nosotras mismas por alguna parte de nuestro cuerpo que no nos gustaba? Esto era lo que le pasaba a Ellie Jones, una chica de 20 años que antes de operarse tenía una malformación en los huesos de la mandíbula y eso hacía que sus dientes estuvieran mal alineados y que no pudiera morder bien.

Como la mayoría de adolescentes empezó a llevar aparatos cuando tenía 14 años, y con ello a hacer visitas al dentista mucho más rutinarias, hasta que se dieron cuenta que su mandíbula no crecía al ritmo normal desde que tenía 8 años.

Aunque tenía el deseo de poder llevar una vida normal, le entró miedo cuando un dentista de Gales dijo que tenía que operarla. Solo tenía 16 años y se iba a enfrentar a una dura operación.

368694A200000578-3704636-image-m-13_1469274991208-2Después de someterse a una dura y dolorosa operación Ellie no podía hablar, ya que se habían afectado algunos músculos de su zona bucal. La recuperación fue realmente dura para ella, asegura que tuvo que tomar comidas líquidas durante 30 días y que la capacidad de hablar no la recuperó hasta tiempo después. Hasta entonces, una libreta y un boli eran su mejor aliado.

Cuando ya estaba totalmente curada, después de unos meses decidió someterse a otra operación para corregir su barbilla, ya que era demasiado pequeña.

3686949E00000578-3704636-image-m-4_1469274762058-2

Actualmente sólo puede sentir felicidad. Después de tantos años odiando su cara, sin querer salir a la calle, no amándose a sí misma, por fin puede estar segura, tener confianza en ella y sentirse guapa y deseada. Ellie cuenta lo importante que es para una persona estar a gusto con su cuerpo, sobre todo a estas edades donde estás formando tu personalidad.

3686949A00000578-3704636-image-m-5_1469274817419-2

Además, no solo cambias la manera en la que te ves cuando te miras al espejo, sino la manera en la que te ven los demás. Cuando andas con la cabeza alta, sin vergüenza y sin miedo, las otras personas ven a una mujer que se quiere, y eso es irresistiblemente atractivo.

¿Confías en ti misma? ¿Qué te parece la valentía de Ellie de mejorar su aspecto y ser más feliz?

Loading...