¿Qué puedo hacer para olvidar a ese hombre? Cuando menos lo esperes lo olvidarás porque…

Como nos gusta el amor. Lo hemos hecho el epicentro de nuestras vidas y adoramos sentir todo lo que produce en nuestro interior. Nos encantan las mariposas al ver a esa persona, el quedarte sin respiración cuando te mira, el sentir que te derrites con cada uno de sus besos o expresar una estúpida sonrisa cada vez que piensas en él. Nos maravilla enamorarnos, amar y ser amados, compartir nuestra vida con otra persona, y le ponemos ganas, muchas ganas para conseguirlo.

1. Puede que…

Puede que te bastaran pocos meses para empezar a sentir cosas que hacía tiempo que no sentías, pero que deseabas. Y también para que te hicieras la pregunta universal que atrapa constantemente a las personas enamoradas, ¿cómo es posible que caigamos tan fácilmente en los encantos del amor? La respuesta es muy sencilla, es que el enamorarse depende mucho de las ganas que uno le ponga, por eso nos resulta tan fácil engancharnos a alguien y tan difícil desengancharnos de él.

2. Sin saber por qué

Sin saber por qué existen muchos tipos de enamoramientos; personas que están predestinadas a estar juntas, amores a primera vista, personas que tienen mucha atracción sexual pero no funcionan como pareja… Sea como sea, cuando eso llega a tu vida, te entregas a ello y eres inmensamente feliz. Y pensarás…¿Qué tiene esto de malo? A simple vista puede parecer que poco, pero pensando en el corazón, mucho. Y es que al principio todo es muy bonito pero ¿Qué pasa cuando empiezan las dudas?

3. Qué difícil es saber

Qué difícil es saber qué hacer cuando ya no sabes si te despiertas con él por rutina o por deseo, si pasas tiempo con él por monotonía o por gusto o si le besas por pasión o porque el momento lo exige… puede que no te estés dando cuenta y que no estés sintiendo la llamada del amor, sino la del desamor. Es entonces, cuando estás completamente invadida de dudas, cuando te das cuenta de las dificultades del amor. Y entiendes lo fácil que es enamorarse para el que tiene ganas, y lo difícil que es desenamorarse para el que ha puesto todo su corazón.

4. Cuando te encuentras

Cuando te encuentras en la situación de no saber qué es lo que quieres exactamente, ni si deseas estar con él concretamente, probablemente se acerque el final. Pero ese no es el problema, el problema está en saber cómo afrontar ese final. Es probable que hayáis pasado mucho tiempo juntos, incluso años… ¿Cómo puedes afrontar una ruptura cuando no existe ningún problema grave, simplemente que se ha roto la conexión que sentías por él?

Loading...

Seguramente tienes una gran colección de momentos compartidos en tu mente, pero no debes dejar que se apoderen de ti. No te aferres a ellos ni te encapriches de vuestra bonita historia de amor, acepta que hay veces en la vida que dos personas que compartían todo empiezan a tener metas y caminos distintos, y sobre todo, que las personas cambian.

5. No es importante

No es importante intentar buscar la causa o las culpas, puede que esperaras mucho de tu pareja, que hubieras puesto unas expectativas muy altas en la relación o simplemente en la otra persona. Pero encontrar que es lo que ha pasado no va a hacer más fácil el camino. Así que afrontalo con fuerza y seguridad.

Si has empezado a vivir tu vida y sientes que no hay sitio para él, no tengas miedo a dar el paso. Existen infinidades de parejas con bonitas historias que han decidido separar sus caminos y no debes sentirte culpable por querer hacerlo, solo debes aprender a dejar marchar a la otra persona con responsabilidad.

6. Y si le has importado

Y si le has importado alguna vez respetará tus decisiones, porque el amor no entiende de egoísmos. Y cuando uno ya no siente, no debe aferrarse a un amor idílico en el que ya no cree, porque esto sólo puede acabar en un negro futuro.

Pero estáte tranquila, un final no es más que un comienzo. Y no nos referimos con otra persona, puede ser el comienzo de algo grande en tu vida, de encontrar la felicidad que sólo reside en tu persona, de emprender nuevos retos personales, de mejorar tu autoestima y confianza, de ser independiente, de acabar con eso que no te gusta de ti, de saber hasta dónde eres capaz de llegar por ti misma, básicamente de conocerte. Y puede que, cuando menos te lo esperes, vuelva a aparecer el amor en tu vida. Y no debes tenerle miedo sólo porque una relación haya fracasado, ama sin límites y te amaran de la misma forma. Existen demasiados problemas en la vida como para dejar de hacer lo que nos hace felices por miedo a sufrir.

Loading...