La causa Nº1 de separación en parejas puede ser la que no esperas ¡Puede afectarte a ti seguro!

La causa número 1 de divorcio puede no ser lo que piensas

Muchas personas cuando se divorcian creen que ha sido causado por los problemas económicos que tenían, las diferencias de personalidad o el adulterio y mentira del otro. Pero la mayoría de las veces, eso sólo son síntomas de un problema mucho más grave y profundo. No queremos decir que estos problemas no existan en su relación, pero realmente no han sido el problema principal para acabar separados.

El problema más común es que las parejas tienen dificultades en su matrimonio por la falta de inversión intencional. Es decir, por las pocas horas que dedican a regar y cuidar la relación. Y entonces, se entra en el bucle: ¿las personas pierden el interés y por eso la intención, o primero pierden la intención y luego el interés?

Aún así, hay una idea clave para poder salvar cualquier tipo de relación, y es que todos podemos influir fuertemente en nuestros sentimientos a través de invertir conscientemente nuestro tiempo y nuestras ganas en la otra persona. Porque donde ponemos todas nuestras intenciones, se acaba generando nuestra pasión y nuestro interés.

1

Evidentemente hay excepciones y puede que algunas parejas si que se hayan equivocado. Pero normalmente, cuanto más invertimos en nuestra pareja, más nos gusta.

Toma nota de lo que puedes hacer si te encuentras en esta situación porque, si sientes que el amor está disminuyendo se puede recuperar fácilmente con un poco de intención:

Envíale un mensaje o llámalo al menos una vez al día

No hace falta que tengáis nada importante que deciros para mostrarle al otro que estás ahí y que piensas en él. Solo hace falta que le preguntes como va el día y os actualicéis.

Preocúpate por la vida de tu pareja

Ten la intención de saber anécdotas y recuerdos de su infancia, esto no solo le hará ver que tienes interés por él sino que también podrás descubrir muchas cosas que no sabias.

Abrázalo al menos durante 30 segundos al día

Puede ser antes de irte a trabajar, antes de ir a la cama o cuando llegas a casa, pero ese abrazo hará que os conectéis fuertemente, no solo el cuerpo sino también la mente y el alma.

Dale siempre un beso para decir hola y adiós

No es solo una conexión física, sino también mental. Esto ayuda a recordar la unión que existe entre la pareja.

Mantener al menos 5 minutos de conversación al día

Podéis escoger el momento que mejor os vaya, pero debéis mantener un ratito al día para poder hablar ininterrumpidamente de cosas que realmente os interesan, preocupan o gustan. Muchas veces, la rutina hace que podamos estar 24 horas con nuestra pareja pero que realmente no hayamos hablado de nada importante, y eso genera problemas.

Estas pautas sólo son para matrimonios que realmente desean estar juntos y pongan todas sus intenciones, emociones y ganas en ello. Si uno de los dos no desea seguir en la relación, esto no servirá de nada.