La crisis del nervio ciático: Este sencillo ejercicio te eliminará el malestar en un abrir y cerrar de ojos…

Muchas personas sufren de fuertes dolores de espalda, pero si realmente padecen neuritis ciática la cosa se complica aún más llegando a sentir dolores inaguantables. La ciática se caracteriza por fuertes dolores en la parte baja de la espalda y en el inicio y parte trasera del muslo. Concretamente el nervio llega hasta el pie y las falanges.

El dolor es intermitente y empieza con pequeños pinchazos en las lumbares, que provoca sensación de cansancio en los pies. A medida que avanza el tiempo, el dolor aumenta y se extiende a los muslos y a los pies.

No existe un remedio que elimine los dolores para siempre, pero si que puedes realizar una serie de ejercicios si padeces este dolor que pueden ayudar a aliviar y a minimizar el sufrimiento. ¡Hoy te proponemos 5 consejos ideales para ello!

Debes fortalecer tu zona lumbar: Esta zona es la que más se carga y donde el dolor empieza, por lo tanto es la parte que más sufre. Puedes fortalecerla realizando ejercicios aptos para esta zona.

Realiza ejercicios de estiramientos: Este nervio se encuentra entre nuestras vértebras, por eso lo mejor es realizar ejercicios donde estires toda tu espalda y piernas. Puedes tocarte la punta de los pies con las manos, mientras curvas la espalda hasta estirarla del todo.

Estirarte en plancha boca abajo: Este ejercicio sirve para relajar toda la parte afectada. Estira bien las piernas hasta que sientas que todo el nervio se estira.

Cuando hagamos esfuerzos bruscos de peso ten conciencia de lo que estás haciendo y realizalos con la espalda recta. Ten claro que puedes padecer más dolor cuando combinas días tranquilos con días de máximo esfuerzo.

Vigila tu postura cuando estás sentada: Si estás en la oficina muchas horas, ten conciencia de mantener la espalda recta. Además puedes empezar a fortalecer la zona abdominal inferior realizando ejercicios de respiración centrados en esta zona.

Con este vídeo podrás continuar con la práctica… recuerda activar los subtítulos con la ruedita dentada, si los precisas. Fuente: Simplemente Genial