No digas esto jamás si sabes que debes dejarlo con tu hombre

Muchas parejas pasan por momentos de crisis. Lo importante para superarlos, o saber definitivamente si romper, es tener muy claro que es lo que se espera de esa relación. Si eres altamente consciente de que a su lado ya no eres feliz y nunca más vas a serlo, por qué te empeñas en seguir a su lado. Alargar este tipo de relaciones sólo atraerá más dolor en un futuro.

Romper una relación siempre es difícil, pero aferrarte a estos motivos, sólo porque tienes miedo a dar el paso, es un claro error. Así que nunca más pienses en esto:

1. Me da pena romper con tantos años y momentos juntos

Una relación debería estar compuesta por dos personas maduras, y a las que no les va a pasar nada si deciden separarse. Alargar una relación por lástima es como estar jugando con la otra persona. Si ya no estás enamorada, decide dar el paso y no pienses en todo lo que habéis pasado juntos. Esos momentos seguirán estando ahí una vez que os separeis, solo que ahora podrás llegar a ser mucho más feliz. Recuérdalos con una sonrisa, y no como un martirio. Aunque creas que no puedes superar el dolor de la ruptura, esta experiencia será muy beneficiosa para ti en un futuro.

2. Los niños no podrán superarlo

Cada vez más la sociedad está aceptando otros tipos de pareja, fuera de lo convencional. Así que esa visión de que los niños no pueden superar un divorcio de sus padres ya está obsoleta. Cada día los niños ven a padres separados, a parejas del mismo sexo, y no les pasa nada. Solo es necesario que los padres se traten con respeto, y que sus decisiones no afecten a los hijos.

Además, los niños vivirán mucho mejor en un entorno donde no tengan que presenciar diariamente fuertes discusiones por parte de lo que más quieren en el mundo.

3. No quiero sentirme fracasada

Muchas personas no son compatibles entre sí, y eso no quiere decir que sean malas personas, sino que no han encontrado a la persona adecuada. Decir adiós no es un fracaso, es un acto de coraje y valentía que permite que seas mucho más feliz. Continuar juntos solo es retrasar algo que es inevitable, porque aunque creas que las cosas pueden cambiar, no van a hacerlo. Así que no veas la ruptura como algo negativo, sino saca lo máximo positivo que puedas y piensa que te servirá para crecer como persona.

4. No quiero sentirme sola

Cuando has estado tanto tiempo con una persona, es normal que tengáis amigos en común, planes juntos, rutinas compartidas…. y cuando rompéis debéis desprenderos de todo eso. Pero no debes pensar ese momento como algo horrible, sino plantearlo por la parte positiva. A partir de ahora, harás solo lo que te apetezca hacer en todo momento y no dependerás de los gustos de otros.

Además, no hace falta que rompáis vuestra relación completamente. Si lo hacéis de manera civilizada y como personas adultas, podéis seguir manteniendo un trato cordial y no hará falta que os desprendáis de todo.

No tengas miedo a estar sin pareja o a no volver a encontrar otra. El amor llega cuando menos te lo esperas, pero tienes que estar curada de tu anterior relación para poder enfrentarte a otra, y que sea una relación sana.