Para que un Hombre nuevo te ame, debes cerrar esto:

Cuando queremos a alguien con todas nuestras fuerzas, no pensamos ni por un instante en alejarnos de su lado. Aunque estemos sumergidos en una relación tóxica, con una persona que nos causa más dolor que felicidad, la idea que desaparezca de nuestra vida se hace demasiado difícil. Permanecer ahí no es lo que más nos conviene. A veces, quedarte te hace cruzar líneas que nunca deberías haber cruzado. Y a veces, cerrar las puertas de ese mal amor, puede llevarte hasta quien te ame de verdad.

amor-a

2. Aprende a cerrar etapas tóxicas de tu vida

Debes aprender a levantarte de tus caídas, pero aún es más importante que aprendas a poder evitarlas. Cuando entres en triángulos amorosos, círculos que no son del todo claros o topes con personas de mente cerrada, aléjate de ellos cuanto antes. Al principio todo puede parecer muy sano, normal, incluso divertido, pero estas cosas nunca acaban bien y nuestra salud emocional puede resentirse.

Y no eres la única que tiene miedo a cerrar las etapas tóxicas de su vida. Todos lo tenemos. Todos buscamos ese pequeño motivo que nos haga mantener esa ventana abierta a esa persona, aunque sepamos que ese motivo no existe y no va a existir nunca más.

Cuando nos empeñamos en estar más tiempo del necesario en esa etapa, pierde completamente el sentido. Lo importante es cerrar puertas, porque no podemos anclarnos en el pasado, haciéndonos preguntas. Debes desprenderte de todo eso para poder vivir el presente con plenitud.

1. Madurar para poder decir adiós

Podemos comparar el proceso humano de decir adiós, con el proceso de cambio de piel de una serpiente. Una serpiente se despoja de su piel cuando está lo suficientemente desgastada. Es un proceso doloroso por el que debe pasar si quiere lucir una nueva piel. A nosotros nos pasa lo mismo. Debemos pasar por una etapa dolorosa para poder coger el presente con muchas más ganas, nuevas ilusiones y nuevos retos. Si nos quedamos anclados en esa piel vieja, nunca seremos felices. Y este proceso, es una parte importantísima del proceso de maduración personal.

Debes visualizar en una balanza las cosas buenas que vas a conseguir a partir de este momento, proponerte nuevos caminos, cambios y nuevas expectativas vitales. Recompón tu vida haciendo aquello que más te gusta, o lo que nunca te habías atrevido a hacer. Levántate cada día con un nuevo sueño, y sobretodo, con una sonrisa.