Cuando él deja de amarte como antes… ¡No mueras más por su amor!

Que bonito el amor cuando llega a nuestra vida. Nos atrapa, nos hace soñar, nos hace sonreír y ver la vida de colores. Pero, qué difícil y que mal lo pasamos cuando éste desaparece. El amor no debería ser sufrimiento, ni dolor. El amor es compartir, ser nosotros mismos, que la otra persona nos respete, tener una vida propia, aunque quererla compartir con otra persona…En definitiva, el amor es el extraordinario, pero difícil, equilibrio entre el yo y el nosotros. Si estás cansada de morir de amor por alguien a quien no le interesas, no olvides los consejos de Walter Riso para dejar de hacerlo, inmediatamente.

1. Enamorarse no tiene edad, pero las personas sí

Somos conscientes de que el amor puede llegarnos en cualquier etapa de nuestra vida. Tanto cuando somos adolescentes, como cuando somos más adultos. Pero, el problema no reside en el amor, el problema reside en las personas. Si la diferencia de edad entre ambos es extremadamente grande, puede que se convierta en un problema a la larga, ya que los momentos vitales son muy distintos. Por eso, ante estas situaciones es necesario plantearse si realmente queremos una estabilidad emocional o un simple pasatiempos.

2. Si tu relación se basa en el “ni contigo, ni sin ti”… ¡Aborta misión!

Si estás en este tipo de relación, en que un día te dicen que te aman y al otro no quieren saber nada de ti, mejor que tomes una decisión racional y fríamente. No permitas a nadie que te menosprecie, que no te valore o que te haga sentir inferior. Por eso, como dicen, es mejor una retirada a tiempo. Al cabo de los días, lo podrás ver todo con otra perspectiva y te darás cuenta que has hecho bien.

3. No te anules a ti misma para contentar a tu pareja

Muchas personas caen tan perdidamente enamoradas, que creen que el poder de ese amor consiste en perder la identidad personal por el otro. Y ahí está el error. Estar en pareja no quiere decir cambiar toda tu personalidad para agradar al otro, simplemente moldear alguno de los aspectos que no os permiten avanzar, siempre y cuando tengas claro que eso es lo que falla entre vosotros. Nunca te sacrifiques para que otro sea feliz.

4. Si te planteas quedarte con tu amante, deberías pensarlo un poco más

Puede que alguna vez te hayas encontrado en la situación de tener un amante, mientras estabas sumergida en una relación. Aunque creas que la vida con tu amante es una vida idílica, y que nada podría fallar entre vosotros…Walter Riso recomienda que te hagas una serie de preguntas antes de destapar esa relación.
Preguntas como: ¿Por qué necesito un amante?, ¿Conozco lo suficiente a mi amante para saber que somos compatibles como pareja? o ¿Puedo construir algo positivo de donde se ha creado tanto dolor para otros?…

5. Si notas que ya no siente lo mismo, mejor que te retires con dignidad

Cuando un hombre deja de querernos, lo que hacemos normalmente es aferrarnos a esa relación y luchar para ver si podemos conseguir recuperar su amor. Pero, eso nunca funciona. Cuando alguien deja de querernos, lo sentimos en lo más hondo de nuestro ser. Y cuando eso ocurre, debemos sacar nuestra fuerza y aprender a perder. No tiene sentido seguir con alguien a quien ya no le importamos. ¡Haz valer tu autoestima y no te dejes pisar por nadie!

6. No idealices a tu pareja, conócelo tal y como es

Es normal que cuando empiezas una relación con una persona, todo lo veas de color de rosa. Aquel hombre te parezca el hombre más maravilloso del mundo y no seas capaz de encontrarle ningún defecto. Pero así no se sustenta ninguna relación. Debes aprender a mirar al otro tal y como es, conocer sus virtudes y sus defectos y no idealizar. Si no, al final, no sabrás si estás con tu idealización o realmente con ese hombre.

7. La técnica de “un clavo saca otro clavo” puede hacerte más daño

Cuando rompemos con una pareja, el dolor que sentimos es tan grande, que corremos desesperadamente a los brazos de otro hombre, para que desaparezca. Pero, muchas veces, eso puede acabar por hacerte aún más daño, ya que puedes quedarte enamorada de los dos. Así que, después de romper una relación, vive tu soltería, vive tu vida, y así podrás estar más fuerte la siguiente relación.

8. Algunas separaciones te sirven para aprender y saber lo que no quieres

Aunque una separación pueda parecer la fin del mundo, también puedes sacar cosas positivas de ella. a través de las rupturas puedes hacerte tu lista interior de las cosas que nunca más quieres que estén presentes en tus relaciones de pareja, y así poder construir y vivir el amor de una manera más sana y racional. ¡De todo lo malo se aprende en la vida!

9. El poder afectivo en una relación lo tiene quien necesita menos

No queremos decir que olvides a tu pareja, pero debes vivir tu vida independientemente, hacer lo que te gusta, no tener que renunciar a nada por el otro. En eso consiste el desapego. Las personas que consiguen amar infinitamente al otro, pero aún así seguir manteniendo el poder de su vida y de sus emociones, son mucho más felices y hacen mucho más feliz al otro.

10. Si no ves el amor, ni lo sientes, no te sirve

El amor no solo te lo demuestran con palabras, también debes sentirlo a través de hechos, situaciones, caricias, besos… Si estás con un hombre que no te demuestra amor en los pequeños detalles del día a día, estás perdiendo el tiempo. Así que es bueno que reflexiones sobre tu relación y sobre qué es lo que deseas verdaderamente en tu vida.

No olvides nunca que no debes mendigar amor a nadie. Que tus sentimientos valen oro y que solo se los merecen aquellos hombres capaces de cuidarlos. Si alguien te utiliza, alejalo de tu vida y aprende de ese error para que no vuelva a ocurrir. Si alguien te hace daño, pon punto y final a ese dolor, y sonriele a la vida para que ella te sonria igual. Del dolor más intenso, aunque no lo creas, siempre puede salir algo positivo y de esas situaciones son de las que más aprendemos. Así que quiérete mujer, porque si no lo haces tu ¿quién lo va a hacer por ti?.

Loading...