Si pones Bicarbonato de sodio en tu cama y esperas 30 minutos, alucinarás con los resultados

PROPIEDADES DEL BICARBONATO DE SODIO Y COMO LIMPIAR TU COLCHÓN

Muchas veces nos dejamos guiar por el pensamiento que solo los productos comprados van a servirnos para remediar problemas caseros, sin darnos cuenta que estamos rodeados de maravillas que podrían solucionarnos muchos apuros. Un perfecto ejemplo es el bicarbonato de sodio.

¿Alguna vez te habías parado a pensar que nuestro colchón también necesita cuidados? No basta solo con protegerlo con una sábana bajera y que ésta esté limpia. Hay que ir un paso más allá. Evidentemente no podemos meter un colchón en la lavadora, pero gracias al bicarbonato de sodio tenemos la solución. Cuando veas los increíbles resultados, no podrás dejar de utilizarlo.

Para eliminar los ácaros y el polvo debes pasar una pequeña aspiradora, todos quedarán concentrados en ella y podrás descansar perfectamente, proseguimos esparciendo bicarbonato de sodio por encima del colchón para poder eliminar el resto de bacterias que hayan quedado enganchadas en él. Haz la prueba y verás que duermes encima de mucha más porquería de la que pensabas.

Y no solo nos sirve para la cama, también puedes usarlo en muchas otras ocasiones. La más destacada, encima de la piel. Aunque pueda parecer un poco extraño, incluso un poco asqueroso, el bicarbonato sirve para blanquear los codos y las axilas. Solo debes mezclar una cucharada de bicarbonato de sodio y dos cucharadas de jugo de limón, y aplicarlo diariamente una semana durante 15 minutos al día. ¡Verás rápidamente los resultados! También es bueno para tu cabello, mezcla bicarbonato con tu champú habitual para que éste elimine los restos de químicos de tu pelo y finalmente puedas lucirlo mucho más brillante y natural. Y por último, el bicarbonato también sirve para exfoliar tu piel. Coloca tres cucharadas de bicarbonato en tu piel y añade la medida de agua suficiente para crear un exfoliante, aplícalo sobre tu cuerpo y frota para eliminar toda la piel muerta.

Aunque también sirve para blanquear los dientes, tener unas manos más sedosas y para usarlo como champú en seco. ¿Necesitas más razones para probarlo?