Su novia gritó: ¡ella o yo! ¡Pero lo que hizo este hombre enojado es increíble y no lo esperas!

Su novia le dijo que se deshiciese de su perro, y puso este anuncio en Internet…

Los animales, sobre todo los perros, se están convirtiendo cada vez más en parte de la familia que en un animal de compañía. Pero, aún existen personas que no les remueve nada por dentro al deshacerse de ellos cuando ya no cumplen con sus ideales.

Esto fue exactamente lo que le pasó a Getzen, que después de decidir compartir techo con su pareja, vió como la comodidad de su perro peligraba. Su novia le había dicho que si quería vivir con ella, tendría que deshacerse de su mascota.

Su novia dejó muy claro la afinidad que tenía con el perro, durante toda la relación, aunque Getzen nunca llegó a darse cuenta. Así que la sorpresa llegó cuando se plantearon vivir juntos, ya que le dijo que si no se deshacía del perro, esa relación no iba a ninguna parte.

¿Cómo iba a separarse de Molly, su perra? eso fue lo que pensó una y otra vez Gotzen. Al día siguiente, decidió publicar un anuncio en la página Craigslist, aunque lo que escribió no es exactamente lo que se esperaba:

anuncio_Molly

“A mi chica no le gusta mi perra Molly, por eso tendré que encontrarle un nuevo hogar. Es de pura raza, de una buena región y ha estado conmigo durante cuatro años. Es muy juguetona aunque no está muy adiestrada. Tiene el pelo largo, por lo que requiere un poco más de atención, espacialmente las uñas, aunque ella está encantada de llevarlas así. Se tira toda la noche ladrando y solo duerme mientras trabajo. Come solo lo mejor y lo más caro. NUNCA te esperará en la puerta tras un duro día de trabajo, y nunca te mostrará su amor incondicional, incluso si estás de bajón. No muerde, pero puede armar una escena en cuestión de segundos…

Por eso si alguien está interesado en mi egoísta, malvada, e interesada novia de 30 años, venga a recogerla. Mi perra Molly y yo queremos que alguien la adopte lo antes posible. ¡Es urgente!”

Y así fue como esa relación se rompió. Se separaron y ahora Gotzen vive felizmente con su perro, al que nunca abandonará y menos por petición de nadie. Debemos ser conscientes que un animal no es un regalo, ni tampoco un juguete del que podemos deshacernos cuando ya no es de nuestro interés. Así que si amas a tus mascotas, nunca les hagas daño.

Fuente: littlethings