Una mamá descubre cómo la niñera trata a su hija. Ahora, mira el sobre blanco que tiene en su mano

Dejar a nuestros hijos en manos de una niñera a veces no es tarea fácil. Aunque tengamos confianza en esa persona, estamos dejando a nuestro ser más valioso con un desconocido. Muchas veces, la situación laboral y familiar de los padres, no deja tiempo a pensar si una niñera es una buena opción o no, aunque viéndola relacionarse con el niño ya pueden saber más o menos como es esa persona.

Esto fue lo que le pasó a Brittney Nichols, madre de una niña de 2 años, que se dió cuenta de la gran persona que era la cuidadora de su pequeña en la guardería Benton Preschool. Su hija necesitaba atenciones especiales ya que había nacido prematura. Pero la niñera se encargaba de que pasara el mejor tiempo posible y la trataba con total normalidad.

La historia empezó cuando la madre vió a la cuidadora yendo hacia la iglesia, por un sitio donde solo podían pasar los coches. Pero Christy Owens, la cuidadora, iba andando. A Nichols le preocupó este hecho y preguntó en la guardería qué pasaba. Al enterarse que no tenía coche, y lo bien que le iría uno, se juntó con más personas para poder recaudar el dinero suficiente y poder regalarle uno. ¡No dejes de conocer la historia completa, en el siguiente vídeo!

Loading...