En toda relación íntima, se busca complacer a la pareja con cada encuentro. Pero es cierto que, algunas mujeres, por distintas motivaciones, fingen el 0 r g a s m 0 y, aunque en alguna ocasión su motivación está más que justificada, el problema es que este hecho, se vuelva algo habitual.

Si quieres saber si tu pareja está fingiendo, sólo tienes que observar su cuerpo pues éste, no miente. A continuación te contamos 10 señales que te ayudarán a saber si está fingiendo.

1. Contracciones en la zona genital

Las contracciones en la zona genital aparecen cuando se alcanza el clímax, y se pueden experimentar entre 10 y 15 como máximo, con una intensidad variable.

2. Los gritos y el vocabulario

Si notas que sus gritos salen de la garganta en lugar de salir desde la boca del estómago, probablemente, esté fingiendo. También tienes que prestar atención a su vocabulario, a si usa frases de películas X.

3. La temperatura corporal sigue igual

Cuando se está llegando al clímax, la temperatura corporal femenina cambia. Aparece el “rubor s 3 x u a l”, provocando calor y enrojecimiento en las zonas del pecho, el cuello y las mejillas. Así que, si su temperatura corporal no experimenta estos cambios, está fingiendo.

4. Los gestos y la respiración

En esos momentos de intimidad, no se pueden controlar los gestos, la mirada, el cuerpo, ni la respiración.

La respiración puede acelerarse o descender, así que, si notas que aumentan sus pulsaciones y su respiración está más agitada, probablemente es algo real. Con el aumento del placer, su respiración será más profunda y, cuando alcance el clímax, la respiración será entrecortada, pudiendo llegar a inspirar y expirar 60 veces por minuto.

5. Te avisa de que “terminó”

Cuando se llega al clímax, es muy normal perder la noción de tiempo y espacio, por lo que, si te avisa de que ya terminó, es porque está fingiendo.

7. Compara sus reacciones post-0 r g a s m 0

Compara las reacciones que ha experimentado en otras ocasiones. Presta atención al enrojecimiento de la piel, su respiración, sudoración, y su actitud contigo. Ellas te darán una pista de lo que está pasando.

8. Miotonía

La miotonía es la reacción postcoital que experimenta el cuerpo. Se caracteriza por la aparición de rigidez en las extremidades e incluso contracciones musculares. Si ves que ni siquiera reacciona, es porque está fingiendo.

9. Movimientos arrítmicos

Para poder alcanzar el clímax, cada uno busca el movimiento que le lleve a encontrarlo. Es por eso que debes prestar atención a si cambia su postura, si agarra tu mano, aprieta los músculos pélvicos, sus movimientos, todo ello, te indica si todo va bien o no.

10. Los pechos

El pecho de una mujer puede variar en su tamaño en un 20% y tener más firmeza cuando está excitada. Las areolas experimentan una leve hinchazón y los pezones también experimentan una “erección”.

Para que las cosas funcionen debidamente, es muy importante que la pareja hable de si existe algún problema en la cama, es importante que ambos expresen sus sentimientos, necesidades y deseos y que se evite el fingir los 0 r g a s m 0 s.

Fuente: Rolograma