Es conocido y compartido, casi por la mayoría, que las mujeres invierten mucho más en sus relaciones. Ponen todo su esfuerzo, y se abren en canal para dar lo mejor de ellas. Entregan su corazón y su alma sin pensar que pueden romperlo. Se colocan en un segundo lugar, para regalar todo su amor a su pareja. Para al final acabar sufriendo. El amor te hace pensar diferente y ver las cosas desde una perspectiva distinta. Cuando te enamoras, confías en tu pareja y se lo das todo, no te das cuenta de lo mal que te está tratando. Estás encerrada en tu idea de relación perfecta que has creado sólo tú y no ves el daño que te estás haciendo.

amor

Sólo en el momento que empiezas a respetarte a ti misma, adquieres la capacidad de evaluar tu relación de pareja de una forma mucho más racional. Y por eso, una mujer tiene el valor de dejar a un hombre que sigue amando, pero que sabe que no le hace ningún bien. Existen 12 razones más, toma nota:

1El egoísmo sale caro en una relación

Cuanto más tiempo dedican los hombres a realizar sus actividades, y menos a su mujer, mayores o menores problemas tendrán en su relación. Las mujeres entienden que el hombre con quien comparten su vida tenga sus aficiones, pero también les gusta ser una prioridad, no quieren ser tratadas como una simple compañera de convivencia. Si las conexiones entre vosotros ya no existen, la mujer ya no sentirá la necesidad de permanecer al lado de ese hombre. Lo que más necesita una mujer es certeza y seguridad en una relación, si un hombre hace muchas promesas y luego no cumple ninguna, esa mujer acaba rompiendo con él.

2La falta de intereses comunes no son una buena señal

Es verdad que la gente varía sus intereses con el tiempo, pero si en una relación no existen intereses comunes de pareja, si el hombre no se amolda un poco a los gustos de la mujer, y la mujer a los del hombre, es que esa relación no tiene futuro. La ausencia de esos intereses comunes que os ayudaron al principio a enamoraros, será lo que acabe con vuestra relación. 

3La intimidad física es fundamental

Las mujeres necesitan tanto la intimidad física como los hombres. Si un hombre deja de mostrar interés sexual por su mujer, o no tiene en cuenta sus necesidades, probablemente la mujer busque en otro lado eso que no tiene en casa. Empezar con problemas de este tipo es muy perjudicial para una relación.

4Las inseguridades

Las inseguridades matan lentamente cualquier relación. Una persona insegura proyecta un ambiente negativo hacia los demás. Si una mujer siente que su hombre es inseguro, empieza a perder todo el encanto. No debe estar avasallando a preguntas a su mujer todos los días, debe tener confianza en él y sobretodo en su mujer.

5Cuando empiezan a hacer caso omiso a los pequeños detalles

Los detalles más pequeños son los que más importan cuando hablamos de relaciones. Las personas que prestan más atención a estos pequeños momentos, son las personas que son más felices en la vida y en sus relaciones. Los que solo prestan atención cuando es algo grande, son personas que solo les importan las cosas materiales de la vida.

6La falta de comunicación en la pareja es lo que va a poner el punto y final

Las mujeres necesitan hablar, y no es normal para ellas tener a su pareja al lado, pero que esté ausente la mayor parte del tiempo. Esto es una clara razón para que una mujer no se aferre a esa relación y decida terminar con ella. Es necesario que un hombre sepa escuchar, y no solo asentir con la cabeza. Prestar atención y formar parte de la conversación.

7Tratar de cambiarlo

Una mujer sabe cuando debe dejar a ese hombre que ama cuando trata de cambiar todo de él. El amor por esa persona empezó porque era de una manera en concreto, y si ahora quiere que sea de otra forma, no va a funcionar. Todos debemos ser amados por lo que somos y no por lo que al otro le gustaría que fuésemos.

8Cuando una mujer se queda sin espacio personal

Aunque nunca hablemos abiertamente de ello, es uno de los mayores problemas en las relaciones. Nunca se puede dejar a la otra persona sin su espacio personal, ya que este es extremadamente vital para nuestra salud mental. No podremos llegar a ser grandes personas con los demás, si primero no nos encontramos a nosotros mismos. En el momento que una mujer se siente atada por su hombre, empieza la cuenta atrás.

9Las mentiras no deberían existir nunca

Una relación se basa en la confianza, por lo tanto no es aceptable mentirle a esa persona que amas. Ocultar cosas por miedo a hacer daño a la otra persona tampoco es lo correcto, una verdad que duele es mucho mejor que una mentira. Una mujer empieza a alejarse del hombre que ama cuando empieza a ver pequeñas mentiras en el día a día, que hacen pensar que puede mentir en algo más grande más adelante.

10Cuando tu pareja empieza a ser demasiado frío

Cuando empiezas a poner barreras con tu pareja, empiezan los problemas. La mujer solo quiere pasar un rato con su pareja, ir a cenar, ver una película, pero si el hombre está ausente y distante durante todos los momentos, al final se acaba apagando esa chispa.

11Cuando el hombre no te regala el tiempo suficiente

Las mujeres prefieren pasar tiempo con sus parejas, antes que regalos materiales. El tiempo es el regalo más valioso que puedes darle a una persona que amas. Cuando un hombre accede a pasar tiempo con esa mujer es porque le importa, le gusta estar con ella y se lo pasa bien. Las personas que siempre están demasiado ocupadas para sus parejas, terminan solos.  

12Cuando te compara con las demás

Esta es una de las razones más comunes para que una mujer deje a ese hombre que ama. Cuando los hombres comparan a su mujer con otras mujeres, es un gran problema. Cada persona es distinta, y nadie tendría porque ser comparado. Cada una tiene su personalidad que la hace única y que nunca será igual a otra. Eso hace que la mujer se sienta menospreciada y puede poner fin a la relación.