La piel es uno de los elementos más importantes del cuerpo humano, es el órgano más grande y es una de las mejores herramientas para eliminar las toxinas del organismo, por eso es muy importante cuidarla, nutrirla y limpiarla. La piel es la imagen de una persona, es esa cobertura que mantiene todo donde debe estar y moldea la figura protegiéndote de la entrada de entes extraños. Junto con el hígado, pulmones, riñones e intestino, la piel es un purificador del organismo.

Para que puedas tener una piel radiante y purificada deberías evitar cualquier elemento tóxico que sobrecargue los órganos de purificación obligando a la piel a trabajar en exceso. Un ejemplo claro de elemento tóxico es el humo del cigarrillo que afecta a los pulmones, lo cual con el tiempo evita que trabajen de forma normal y el paso de oxígeno desde el aire a la sangre y la salida de dióxido de la sangre al aire se vea afectado.

Por esta y otras razones te aconsejamos mantener siempre tu cuerpo hidratado, con esto vas a lograr eliminar las toxinas de forma natural. Duerme el tiempo recomendado, mantén una actividad física habitual y una dieta con alimentos saludables donde puedas incluir algunos de los ingredientes secretos que te contamos aquí para tener una piel radiante.

En primer lugar te hablamos de las semillas de Chía, son ricas en Omega 3. Además, aportan aminoácidos al cuerpo que ayudan a tratar problemas de resequedad y arrugas en la piel. Para recibir sus beneficios te recomendamos agregar 2 cucharadas de semillas de chía molidas como complemento en la preparación de tus comidas.

Un segundo ingrediente especial para mejorar la salud de tu piel es la zanahoria, un vegetal cargado de vitamina A y betacaroteno. Ambas propiedades contribuyen a reducir la flacidez y las arrugas. Puedes consumirla antes de salir de casa y exponerte al sol, así consigues un efecto de protección duradero y un mejor bronceado. Solo no olvides ponerla más en tus ensaladas y preparaciones especiales.

Nuestro tercer secreto de alimentación para una piel saludable y radiante es la infaltable espirulina. Se trata de una alga considerada un superalimento que tiene la capacidad de nutrir y desintoxicar la sangre, y ayuda en los procesos de regeneración celular para evitar una piel reseca; además, puede desacelerar el proceso natural de aparición de arrugas. Te recomendamos tomar de 1 a 2 cucharadas al día combinando con los alimentos o añadiendo a batidos que te encanten.

Las frutas cítricas como el limón, la naranja o la mandarina, por ser ricas en vitaminas C, entran en lo más alto de nuestro top de secretos para la piel. Se consideran increíbles antioxidantes que además, proporcionan colágeno al cuerpo, una proteína muy necesaria para dar firmeza y elasticidad a la piel.

Para mantener una piel más saludable y radiante te aconsejamos hacerte una limpieza hepática por lo menos una vez al año, así evitas problemas molestos de la piel como el acné, las arrugas, la resequedad, entre otros. Y por supuesto, ejercítate con alguna actividad física constantemente ya sea con caminatas, una rutina de ejercicios o la práctica de algún deporte.

Evitar el estrés, consumir alimentos ricos en Omega 3 y tener una buena hidratación son factores que te ayudarán a mantener esa piel siempre saludable y radiante.


¡