5 actitudes que alejan a tu pareja de ti


El amor es algo esencial en la vida de cualquier persona, pero es algo, que nunca será perfecto. Se puede dar en distintos niveles, pero los sentimientos, jamás se podrán medir, un sentimiento hay que vivirlo y expresarlo. El amor, es una fuente inagotable y siempre se puede mejorar.

Y tal vez te preguntes, si es una fuente inagotable, ¿por qué a mí se me agota? ¿Por qué no consigo retener a mis parejas? Para y analiza los defectos tanto tuyos como de tu pareja pues, esos defectos, son con los que tendréis que vivir el resto de vuestras vidas.

Las personas cambian con el paso de los años y, los defectos, se acentúan aún más, es por eso que tengas en cuenta los defectos de tu pareja pues, con el tiempo, tal vez te lleguen a resultar algo insoportable.

A continuación te mostramos cinco actitudes que hacen que alejes el amor.

1. Ser celoso y celar: en el amor, el otro no es una propiedad

Hay quien afirma que, sentir celos, es algo natural e incluso bueno cuando se tiene pareja, pero lo cierto, es que no es así. Cuando existen celos, es porque la persona celosa tiene una baja autoestima, porque considera a su pareja como algo suyo, una propiedad, y porque existen miedos (miedo a perder a su pareja por ejemplo). Por lo general, los celos crean muchos conflictos en una pareja.

Una actitud celosa, hace que el amor se aleje. El amor tiene que ser algo mutuo, el amor tiene que ofrecer libertad, por lo tanto, nadie posee a nadie. Tu pareja es tu compañero de vida, no tu posesión.

Si existen celos, no hay un amor sano y eso, hace que la pareja se deteriore y se acabe rompiendo. Los celos, muestran que la persona siente apego y dependencia de su pareja, algo bastante negativo para la vida de una pareja.

Si eres celoso, tu pareja no va a aguantar mucho tiempo tu actitud y, por lo tanto, se alejará de ti.

2. La infidelidad: cuando el engaño se adueña de nuestro corazón

Si bien la confianza es uno de los pilares de una relación, la sinceridad y la lealtad no lo son menos. Si alguno de estos pilares falla, lo único que consigues es alejar el amor.
Si en una pareja existe infidelidad, es porque la persona infiel no se siente plena con su pareja y, por eso, busca en otra persona lo que su pareja no es capaz de darle.

La infidelidad, suele aparecer cuando aparecen problemas, algo que, por otra parte, es algo muy normal en cualquier relación. Ninguna relación es perfecta, por lo tanto, siempre van a surgir pequeños roces, discusiones, problemas, pero es de vital importancia que exista comunicación, y se intenten resolver dichos problemas de la mejor forma posible, afrontándolos con madurez, y no salir corriendo a la primera de cambio y refugiarse en otros brazos.
La infidelidad, te aleja del amor.

3. Discusión-agresión: cuando se “dialoga” a gritos

Cuando amas a una persona, dialogas con ella, no discutes, solucionas los problemas que puedan surgir con amor, no con violencia y agresiones tanto físicas como verbales. Si tienes un comportamiento agresivo, si pierdes el respeto a tu pareja, alejas el amor.

El amor, solo entiende un idioma, y éste es el respeto. Siempre hay que tratar a la pareja con respeto, hablar de una forma calmada, pacífica e intentar siempre llegar a un entendimiento.

Hay que respetar a la pareja en todas las áreas, ya sea intelectual, emocional, s 3 x ual, pues el respeto, te acerca a tu pareja, mientras que la violencia, la incivilización, el comportamiento irrespetuoso, la alejará inevitablemente.

4. La falsedad: cuando la mentira es la única verdad

La sinceridad es vital en toda relación. Tu pareja, no merece que la engañes y, si lo haces, le estás demostrando que, en realidad, no la amas y, por lo tanto, alejarás al amor.

Se siempre tú mismo cuando estés con tu pareja, no intentes ser alguien que en realidad no eres, no tengas miedo de mostrar tus sentimientos, de confesarle tus secretos más íntimos. Si tu pareja de verdad te ama, amará a la persona que eres, con tus defectos y cualidades, amará a tu auténtico tú.

5. No ser equitativo: cuando solo uno se hace responsable de la relación

Una relación es un trabajo en equipo. La pareja está formada por dos personas por lo que, debe haber un equilibrio, ambos tienen que ser capaz de dar y recibir por igual.

Si no hay equilibrio, la relación comienza a resentirse. Si empiezas a dominar a la otra persona, si siempre eres el que tomas las decisiones y no dejas que tu pareja opine, o si das todo de ti, pero nunca recibes nada, la relación se rompe, el amor, se aleja.

En toda relación, es importante encontrar el equilibrio pues de este modo, es mucho más fácil hacer que la relación llegue a buen puerto.

Fuente: La mente es maravillosa