Ahora ya puedes desterrar de tu cabeza el tópico que las mujeres extrovertidas son las preferidas por los hombres. Es cierto que este rasgo hace que sean mucho más sociables y por consecuencia que conozcan a más personas y se puedan enamorar. Pero un reciente estudio ha concluido que cada vez más los hombres se fijan en mujeres introvertidas. Y aunque creas que la timidez no es buena, a muchos hombres les vuelve loco. Hoy te mostramos 6 rasgos de las personas introvertidas que te van a  hacer cambiar completamente de opinión.

Mujer introvertida

Sobreviven mejor a la soledad

Muchas personas viven al lado de otras solo por el miedo de quedarse solos. Este tipo de personas pueden ser muy extrovertidas y sociables con otras, pero también son muy dependientes. La gente introvertida es todo lo contrario, quizá no están todo el día haciendo nuevos amigos pero no temen la soledad e incluso cuando están en pareja valoran mucho tanto su propio tiempo y espacio como el de la otra persona. Este último rasgo es muy valorado ya que muchas parejas se rompen por la falta de espacio.

Se conocen plenamente a sí mismas

Conocen exactamente qué es lo que les hace felices, qué es lo que les da miedo y con lo que nunca vivirían. Así pueden vivir con un pleno equilibrio emocional, ya que ese conocimiento les hace escoger lo que es mejor para su propia vida.

Son muy buenas escuchando y también dando consejos

A las personas introvertidas no les gusta ser el centro de atención, pero eso no quiere decir que no sean buenas consejeras. Una de sus mejores cualidades de estas personas es el poder de escucha que tienen. Normalmente siempre existe una persona así en el grupo de amigas y realmente es la que siempre va a tener tiempo para escuchar tus problemas y aconsejarte qué es lo mejor para ti. Gracias a esto pueden conocer muy bien a las personas que tienen al lado.

Sus amigos y gente cercana han sido escogidos con mucho cuidado

Una característica que diferencia a la gente extrovertida de la introvertida es el tiempo que tardan en hacer nuevos amigos. Mientras los primeros pueden hacer miles de ellos en un solo día, los introvertidos se toman mucha calma a la hora de encontrar a esas personas que van a entrar en su vida ya que no quieren que les hagan daño. Pero una vez las encuentran, ya no las dejan escapar nunca.

Se saben comportar perfectamente

Su temperamento les hace vivir con mucha más cautela que las personas extrovertidas que no tienen reparo en decir todo lo que se les pasa por la cabeza y muchas veces no llegan ni escuchar. Las personas introvertidas saben perfectamente cuál es el momento indicado para hablar o cuándo es mejor quedarse en silencio. Ellas prefieren escuchar y pensar, antes de decir alguna tontería o molestar en el momento incorrecto.

Son muy empáticas

Las personas más introvertidas tienen la gran capacidad de ponerse en la piel de los demás de forma muy rápida y conectan muy rápido con los sentimientos de otras personas. Esto causa que sean ese tipo de personas que todo el mundo quiere tener al lado cuando tienen un problema, ya que los consejos que dan son muy reales.