6 cosas que nunca deberías decir a tu ex. ¡Y menos si piensas recuperarlo!


Seguir adelante es lo más difícil del mundo. La pelea más dura que puedes tener contigo mismo es esa en la que piensas en hacer algo que no deberías hacer. Estas son las seis cosas que nunca debes decir a tu ex, si te encuentras en esta situación.

6. Te echo de menos

Todo ser humano tiene sentimientos que le hacen parecer débil, pero lo cierto es que hay cosas, que sólo puedes hacer gracias a esos sentimientos. Si has terminado con alguien, y no has podido evitar contactar con él/ella, nunca le digas que lo echas de menos. Decirle estas palabras, le hará más arrogante y a ti te hará parecer desesperado. Es algo inaceptable esconder tus debilidades a la gente que en realidad se preocupa por ti, pero debes esconderla a esas personas que ya no forman parte de tu vida.

5. Te amo

Puede que aún lo quieras porque has tenido una relación con esa persona, pero intenta también recordar el por qué terminó si os amábais el uno al otro. Nunca le digas a tu ex que aún lo quieres, aunque lo único que quieras sea estar con él/ella. Se fuerte y supéralo, no esperes que vuelva y no seas agradable o romántico con tu ex, es tu ex por una razón, no olvides la razón y recuerda siempre los malos momentos vividos a su lado. Se lo más fuerte posible y nunca más te encontrarás en esa horrible situación otra vez.

4. Salgamos

Nunca le pidas a tu ex que pase un rato contigo. Entiende el hecho de que se ha terminado y no podéis ser amigos después de todas las cosas por las que habéis pasado juntos. No importa lo mucho que te apetezca verlo, no le digas de quedar. Te dolerá cuando no puedas usar todas esas palabras cariñosas, cuando no puedas agarrar su mano, cuando no le puedas hablar de tus sentimientos. No puedes esperar nada bueno de pasar el rato con tu ex, evítalo a toda costa. Mantener la distancia va a ser una de las cosas más difíciles, pero una vez lo superes, agradecerás haberlo hecho. No seas débil.

3. Lo siento

Puedes decir que lo sientes si lo engañaste o le hiciste daño de una forma que sabes que no debiste. Pero si tú eres quien salió herido, engañado, al que mintieron, no te disculpes por ser la víctima. Sí, sólo quieres empezar una conversación pero no, no irá a ninguna parte, se sentirá con más poder sobre ti y te estarás poniendo a sus pies. Cuando más digas lo siento, más daño te harás a ti mismo.

2. Te odio

Diciéndole a tu ex que lo odias y lo mal que se ha comportado, lo único que estás haciendo es mostrarle que aún piensas en él y que aún te importa. No te pongas en una posición en la que sepa que aún está en tus pensamientos. Mantente tan alejado como puedas. No le muestres la más mínima señal de que te importa.

1. Seamos amigos

Ya te lo dijimos antes, y te lo volvemos a decir, ¡NO PUEDES SER AMIGO DE TU EX! Es una de esas cosas imposibles que, por mucho que quieras, no podrás hacer que funcione. ¿Cómo puedes ser amigo de alguien con quien has estado físicamente? ¿Cómo vais a poder hablar simplemente como amigos, sin usar todas esas palabras cariñosas, sin agarrar vuestras manos ni abrazaros? Es simplemente imposible. Si empiezas a ser amigo de tu ex, llegará un momento en el que alguno de los dos, empezará a llorar. Evítalo.
Cuando una relación termina, lo mejor es aceptar y seguir adelante. Si ya no estáis juntos, es más que probable que no sea la persona adecuada para ti. Seguro que hay alguien mejor esperándote.