Siempre que un hombre nos rompe el corazón, creemos que ha sido únicamente por su culpa. Pero nunca nos paramos a pensar que seguramente nosotras le hemos dado vía libre para que lo haga. De manera inconsciente, muchas veces las mujeres buscamos la felicidad al lado de la persona equivocada, y tenemos tantas ganas de ser felices que dejamos incluso que nos hagan daño. Si te suena alguna de estas 7 señales, es que el hombre con el que compartes tu vida está abusando de ti emocionalmente. ¡Di basta!

amor venenoso

Cuando empiezas a justificar su comportamiento

Su comportamiento está haciendo que estés todo el día triste, llorando o de mal humor. Pero lo pagas con todas las personas del mundo que no tienen la culpa, como tus familiares y amigos, menos con él. No tienes el valor de decirle el daño que te está haciendo, y por consecuencia empiezas a justificar todo lo que hace. Haz valer tus derechos como mujer y no te dejes pisar por nadie, pero mucho menos por un hombre. Así que coge y dile todo el daño que te está haciendo, si no reacciona, apártalo de tu vida.

Cuando dejas que el miedo invada tu vida

Muchas mujeres acaban centrando su vida en la otra persona. Y como ésta no les trata bien, viven con miedo y desconfianza. Miedo a que él se enfade por alguna cosa que hayas hecho o desees hacer y desconfianza por todo lo que él hace. Así no se puede vivir, ya que eso genera una ansiedad difícil de superar. Una pareja es para sentir felicidad la mayor parte del tiempo.

Cuando te sientes responsable por errores que ha cometido él

Tu actitud no ha hecho más que demostrarle lo mucho que lo necesitas, y ahora se está aprovechando de eso. Sabe cómo darle la vuelta a la tortilla, y hacer sentirte culpable cuando realmente el problema lo ha generado él. No dejes que nadie te manipule, porque el amor debe basarse en el respeto mutuo y en saber pedir perdón cuando uno comete un error.

Cuando dejas de amarte a ti misma

Ya no puedes verte de la misma manera en la que lo hacías antes. Ahora solo te importa él, cómo se siente él y qué puedes hacer para que esté bien. ¿Y tu? te has olvidado por completo de ti misma. Ya no consigues verte guapa, y tampoco preocuparte un poco por lo que a ti te hace feliz. Piensa que la única persona con la que vas a compartir toda tu vida va a ser contigo misma, así que no des prioridad a otros.

Cuando crees que nunca más nadie te amará como él

Este es un problema muy compartido por las personas que tienen una gran dependencia emocional de otras. Una pareja sana debe amarse por igual, es decir dar el mismo amor que se recibe. Si dependes emocionalmente de la otra persona, nunca conseguirás recibir el mismo amor que das, así que deja de hacerlo. Aprende a disfrutar tu tiempo en soledad igual que el que vives en pareja. Así no necesitarás de la compañía de alguien en todo momento.

Cuando crees incondicionalmente en él y en la relación

Uno ve las cosas desde la perspectiva que quiere. Normalmente cuando tu pareja está abusando emocionalmente de ti, normalmente siempre vemos la situación de una manera más positiva de lo que es, nos aferramos a ese hilo de esperanza de que todo va a cambiar y a solucionarse. Pero las cosas no van a ser mejores. Lo único que estás haciendo es alargar la agonía y el momento del final, para no sufrir. Sin darte cuenta que ya estás sufriendo demasiado.

Cuando te desvives por esos micromomentos de amor que te da

Antes de empezar esa relación seguro que habías pensando siempre en un amor bonito, como los de las películas. Pero realmente tu relación no está siendo así. Eso es porque has dejado que ese hombre traspasara la línea permitida en el amor, y se está aprovechando de ello. Cuando tienes pareja no debes desear que cuando llegue a casa quiera estar contigo o rogarle que sea cariñoso contigo, eso debería salir solo. Así que no vivas aguantando solo por esos pequeños momentos en los que te muestra un poco más de cariño, ve ahí fuera y vive tu vida, muy pronto llegará alguien que desee llegar a casa para abrazarte, todo el tiempo.