Seguro que tu también te has encontrado en esta situación… llevar meses siguiendo una dieta y quemando el gimnasio y no adelgazar ni un gramo y encontrarte con otra persona que acaba de empezar a hacer ejercicio y ya ha perdido una gran cantidad de quilos. Todas las personas somos distintas e igual nuestro metabolismo interior. Puede ser que algún punto en tu alimentación o en tus hábitos de vida no sea el mejor y eso evite que puedas perder peso.

Hoy te descubrimos la mejor manera y más fácil para activar las hormonas para adelgazar:

Aléjate de los alimentos refinados con azúcar

enemigos-dieta

Es el primer paso que debes dar si deseas eliminar grasa de tu cuerpo y activar las hormonas que te ayudarán a adelgazar. Los alimentos que están refinados con azúcar y que contienen grandes cantidades de éste, nos hacen ingerir grandes cantidades de hidratos de carbono, que no ayudan para nada en el proceso de pérdida de peso.

Nos gusta comer este tipo de alimentos ya que nos aportan mucha energía en muy poco tiempo, pero realmente lo único que hacen es retener la grasa dentro de tu cuerpo.

Así que si lo que quieres es adelgazar de forma rápida, aléjate al máximo de los alimentos refinados con azúcar.

Márcate un horario de comidas

horarios-comidas

La mejor forma de perder peso es marcarte unas pautas y unas rutinas. Créate una tabla para saber qué alimentos y cantidades exactas tomar y a qué hora. Además, debes regular la hormona leptina, que es la encargada de regular tu apetito. Muchas veces empezamos a hacer dietas pero sentimos que tenemos hambre a todas horas, eso es porque no tenemos una buena regulación interior.

Además debes cambiar tus hábitos de vida. Empieza a dejar de tomar bebidas gaseosas o alimentos fritos y rebozados, y sustituyelos por alimentos naturales como zumos de fruta natural o verduras.

Con estos cambios, verás como empiezas a sentirte mejor contigo misma y sobretodo…como empiezas a perder peso.

Refuerza tu rutina de ejercicios

Instructor Taking Exercise Class At Gym

Puede que creas que con una buena alimentación es suficiente, pero la realidad no es esa. Lo mejor que puedes hacer es combinar una dieta equilibrada, evitando alimentos procesados y con grandes cantidades de azúcar, con una rutina de ejercicios. Puedes empezar con una rutina diaria, y a la que vaya avanzando el tiempo puedes reducir los días.

Lo importante es que tu cuerpo se acostumbre a hacer ejercicio y poco a poco se vaya fibrando y reafirmando. Además, el ejercicio ayuda a eliminar la hormona de la oxitocina, muy relacionada con el placer. Eso quiere decir que la realización de ejercicio es buena para liberar el estrés, relajarte y sentir una sensación mucho más placentera.

Ahora que estamos en verano, empieza a practicar deportes al aire libre, ya que son mucho más divertidos y te ayudarán a hacerlos con más regularidad.

Fuente: Lavidalucida