Aunque a muchos no les guste correr, se sabe que es una actividad beneficiosa para la salud física y mental. Si alguna vez has salido a correr sabrás que te ayuda a despejar tu mente, relajar tu cuerpo y mantenerte en un estado físico saludable, ahora bien, ¿estás consciente de cuáles son todos sus beneficios y por qué deberías hacerlo de forma regular? Correr ayuda incluso a frenar el envejecimiento debido a sus efectos en el cuerpo humano.

Quienes hacen este ejercicio regularmente son menos propensos en un 30% a sufrir muerte prematura y un 46% menos probable de desarrollar alguna enfermedad cardiovascular, comparado con una persona sedentaria. Te contamos entonces sus grandes beneficios que en conjunto harán que tu organismo esté saludable y se conserve joven por más tiempo.

Correr te ayuda a perder el peso extra que tiene tu cuerpo. El running, como se le conoce a este ejercicio, es de los mejores métodos para bajar de peso y moldear la figura; y lo mejor es que tiene efectos duraderos, ya que correr siempre quema la grasa acumulada si lo haces por al menos 30 minutos, eso en combinación con una alimentación adecuada el beneficio es mucho mayor.

El running mejora la circulación evitando el desarrollo de enfermedades cardiovasculares. La actividad física favorece el retorno sanguíneo hacia el corazón por el esfuerzo de algunos músculos. Además, con una mejor actividad cardiaca junto con un mejoramiento general de los sistemas vitales del cuerpo humano, también consigues una mejor salud ósea reduciendo el riesgo de osteoporosis.

El punto clave por el que los deportistas veteranos corren es que beneficia los músculos. Los muslos, pantorrillas y glúteos se ven reforzados si corres todos los días, ya que estas zonas son las que sufren mayor desgaste durante la actividad.

Un beneficio esencial que te ayuda a mantenerte en un estado mental saludable y contrarrestar el envejecimiento es la reducción del estrés. Ir a correr en las mañanas o en la tarde, pero sin falta, por un periodo corto de tiempo te ayuda a restaurar la energía vital que se pierde durante una larga jornada laboral. Está comprobado que el running aporta este beneficio, pues al empezar con esta actividad, luego de unos 15 minutos, se reduce la fatiga y el cansancio transformándolo en energía y adrenalina.

Una carrera por la vida. Tras cualquiera de sus beneficios siempre está el hecho de que prolonga tu vida porque un cuerpo saludable es un cuerpo que se mantiene más joven y es menos propenso a enfermedades. Sin embargo, adicional a eso, correr retrasa el envejecimiento de las células, te hace sentir y lucir mucho más joven.

Un elixir de vida que está en tus manos… o mejor dicho, en tus pies. Reduce la mortalidad, así que cuando ves a personas mayores muy fuertes y saludables, seguro practican con constancia este ejercicio.

No sigas posponiéndolo, solo te toma algunos minutos al día. Recuerda que una mente sana es un cuerpo sano, correr te ofrece muchas cosas positivas en muchos aspectos, y si te cuesta dar inicio, no te preocupes, a medida que pasen los días te vas adaptando y vas mejorando tu rendimiento.

Goza de una vida mucho mejor, desde tu estado de ánimo hasta tu estado físico, con el paso del tiempo te sentirás en plenitud y te sentirás y verás mucho más joven.


¡