Expertos confirman: “Las personas que publican esto en Facebook tienen poca autoestima”


Cosas que subes al Facebook y que demuestran que tienes baja autoestima

Desde que Facebook apareció, se ha convertido en la red social más famosa y, cada día, millones de personas, lo usan para compartir distintos aspectos de su vida.

Pero, según los expertos, lo que subes a Facebook puede decir mucho sobre tu personalidad y tu inteligencia, ya que cualquier cosa que estás publicando no es más que una proyección de ti misma. Es por eso que se recomienda que, antes de subir cualquier cosa, lo pienses muy bien y es que, a veces, cuando publicas algo, solo está mostrando que tienes una autoestima muy baja.

A continuación te dejamos algunos ejemplos que denotan una baja autoestima:

1. Subir fotos de lo que estás comiendo

A nadie le importa lo que estás comiendo. Si vas a comer, limítate a disfrutarlo sin necesidad de contárselo a todo el mundo.

2. Publicas tu ubicación

Cuando publicas tu ubicación, solo demuestras que tu necesidad de mostrar a tus contactos lo bien que lo pasas. Deja de compartir cada cosa que haces y cada lugar que visitas, y disfruta de aquello que estás haciendo.

3. Subir selfies

Según un estudio de la Universidad de Arkansas, las personas que suben selfies frecuentemente se sienten inseguras de su propia imagen. Pero si además de publicar tus selfies los editas en photoshop, tu problema es mucho peor de lo que creías.

4. Publicar tu estado de ánimo

Da igual cómo te sientas, a nadie le importa. Lo mejor que puedes hacer es vivir tu felicidad o tristeza sin publicarlo y hacer saber a los demás cómo te sientes. Así que deja de perder tu tiempo en Facebook, y vive tu vida.

5. Publicar lo que has comprado

Todo el mundo va de compras, no eres la única que lo hace, así que deja de publicar fotos de ese vestido nuevo que te has comprado porque, sinceramente, a nadie más que a ti le importa.

El uso de las redes sociales, es algo divertido, pero por favor, úsalas con moderación y, sobre todo, con cabeza. Vive una vida real, disfrutando de la compañía de tus familiares y amigos, y deja por un instante, la pantalla de tu ordenador o teléfono a un lado. No hay nada mejor que disfrutar de la vida real.