Cuando él escucha su canción favorita, empieza a cantar y enamora a miles con su voz


Un estudio realizado por Galaxie, la red de canales musicales de la radio nacional canadiense, demostró que a los perros y a los gatos les gusta la música. Son incluso aficionados a ella. Al parecer, los perros y los gatos responden de forma diferente ante distintas canciones, e incluso tienen sus propios temas favoritos. Además, cuando se quedan solos en casa durante mucho tiempo prefieren la música suave de fondo al silencio absoluto.

Ese es el motivo, dicen los expertos, por el que el 53% de los propietarios de mascotas de Canadá y Estados Unidos dejan música sonando en sus hogares cuando se marchan a trabajar. Claro que, si no quieren encontrarse con una sorpresa al volver a casa, más les vale elegir bien el hilo musical. Según una investigación realizada por científicos de la Escuela de Psicología de la Universidad de Queens, la música clásica contribuye a la relajación de los canes, disminuye sus ladridos y aumenta su tiempo de descanso. Por el contrario, cuando los perros escuchan heavy metal, sus niveles de agitación aumentan y no paran de ladrar.


Este vídeo es sin duda lo más tierno que verás hoy. Esta mujer comienza el vídeo poniendo un tema del mundialmente reconocido Ed Sheeran, a lo que su perrito comienza a cantar muy entusiasmado.

Como hemos hablado en otros post, los perros son los mejores amigos del hombre. Tienen, al igual que nosotros, pasatiempos, actividades que disfrutan hacer y otras que no. Al parecer esta mascota sabe identificar la música que le gusta y no duda de hacérselo saber a su dueña, quien curiosa lo observa.

¿A quién no le agrada la música? Sea que estemos en nuestros hogares, de camino al trabajo o haciendo deportes, todo es más llevadero si escuchamos música. Su efecto es tan poderoso que incluso sirve como compañía a las personas que viven solas. Escuchar a nuestras bandas favoritas aunque sea en un momento del día es relajador y desestresante. Por esto es considerada como una terapia. ¿Te imaginas lo aburrida qué sería la vida sin música?

Nuestros amigos peludos también disfrutan de las melodías y tienen sus preferencias. Una forma de descubrirlo es prestando atención a tu perro. Si cuando pones música observas que él se altera, ladra o se sobresalta es porque el género que has escogido no le agrada, puede que hasta le esté provocando un malestar. Por el contrario cuando lo notes calmado, moviendo la cola y relajado es porque está disfrutando contigo de la música. Ten en cuenta que el volumen sea adecuado, no lo debes aturdir.

Como verás a continuación este perrito se encuentra muy relajado en los brazos de su humana disfrutando. Luego de escuchar la canción de “Thinking Out Loud” este perrito comienza a emitir sonidos similares al canto, igual que cuando vas por la calle y escuchas tu canción favorita.

Es emotivo verlo y escucharlo. Es una buena idea para que pruebes con tu mascota, a ver si eres el próximo protagonista de un vídeo en Internet y haces conocida a tu mascota.

Fuente: World Wacky Web – they won’t let you know