Como humanos, todo el mundo tiene luces y sombras y, cada lado, juega un papel importante en su personalidad y su vida. Ambas caras, son lo que te hacen ser quien eres.

No puedes ignorar tu lado oscuro porque es parte de lo que te hace ser tú. Tienes que aceptarlo, entenderlo, y usarlo para conseguir tus objetivos.

¿Cuál es tu lado oscuro?

Todo el mundo es consciente de su lado bueno. Es la parte que se muestra en público. Es lo mejor de ti. Es lo que te hace brillar como humano.

Es para lo que prosperas y lo que aspiras a ser. Pero, ¿cuál es tu lado oscuro? No es tan simple como pensar que es lo opuesto de lo que te gusta de ti mismo.

El lado oscuro de tu personalidad suele ser una pila de emociones rechazadas, ignoradas, situaciones y fobias que intentas olvidar con todas tus fuerzas.

Tu lado oscuro es lo que más odias de ti mismo. Es tu miedo a fallar, es tu timidez extrema o tus compulsiones no saludables.

O tal vez sea tu adicción a las drogas o al alcohol, o tu horrible temperamento. Sea lo que sea, no puedes desear que desaparezca por mucho que lo intentes.

¿Por qué deberías aceptar tu lado oscuro?

El objetivo de la mayoría de las personas con respecto a su lado oscuro es luchar contra él o ignorarlo.

Algunas religiones o técnicas de conciliación, te enseñan a destruir la oscuridad dentro de ti para que vivas una vida feliz.

En nuestra opinión, esta es una práctica insana porque te hace dividir tu personalidad en dos en lugar de enseñarte a cómo aceptar y usar tu lado oscuro para tu beneficio.

Aceptar tu lado oscuro, tiene algunas ventajas

Lo primero es que, cuando aceptas tu lado oscuro y te das cuenta de que es parte de quien eres, toda la energía que gastas luchando contra ello, estará disponible para otros propósitos.

Aceptando que eres quien eres, tendrás acceso a una nueva fuente de poder personal y tendrás más energía para canalizar hacia aquello que quieres mejorar de aquello que te gusta de ti.

Segundo, cuando aceptas tu lado oscuro, das un gran paso hacia tu integridad interior. Actuar con integridad, significa actuar con todo tu ser, no sólo siguiendo un código moral.

Por supuesto, seguir un código moral es una decisión personal, pero puedes tomar esa decisión con integridad, con todo tu ser.

Mantenerte “mentalmente separado”, te llevará a un estado constante de ruptura. No estás diseñado para actuar de forma fragmentada. Se supone que tienes que actuar como una persona completa, con partes buenas y malas.

Y en tercer lugar, cuando aceptas que tienes un lado oscuro, marcas un punto de partida. Sabes quién eres como persona completa y ahora puedes empezar el trabajo de integrar las dos partes de tu personalidad.

Puedes entender que no solo eres una persona trabajadora, y respetable, sino también una persona que no es perfecta. Esto es lo que eres y es el momento de aceptarlo.

El camino hacia la luz es a través de la oscuridad. Una vez que entiendas y aceptes tu lado oscuro, puedes empezar el trabajo interior de reconciliar tus dos partes e integrar a ambas en una existencia feliz y saludable.

No pasará de la noche a la mañana, pero una vez que pase, serás capaz de aceptar quien eres por completo y avanzarás en tu camino de vida.

¿Qué puede decir tu signo del zodíaco de tu lado oscuro?

Hay muchos artículos sobre los rasgos de cada signo. La mayoría de ellos se centra en lo positivo de cada signo.

Pero, con la luz, hay oscuridad; con lo dulce, hay algo amargo. Esto mismo ocurre con los signos del zodíaco. Todo el mundo tiene un lado que no le gusta mostrar.

A continuación te mostramos los rasgos negativos de cada signo.

Aries

Aries es el signo más impulsivo e impaciente. También tiende a ser inmaduro. Y, si una idea no es suya, no está de acuerdo con ella.

Aries es propenso a comentarios infantiles cuando siente que sus sentimientos han sido heridos.

Tauro

Tauro es posesivo, materialista y, a veces, vanidoso. A veces necesita que le enseñen la regla de oro. Es cabezota y puede ser excesivamente auto-indulgente y perezoso.

Tauro puede meterse en cosas superficiales, ya sea vanidad personal sobre su apariencia u obsesión por tener todo lo nuevo y más caro del mercado.

Géminis

Géminis es como si tuviera varias personalidades en una. Una verdadera caja de sorpresas. Nunca sabes lo que vas a encontrarte. Géminis disfruta de un montón de intereses diferentes y tiende a considerarse maestro de todos ellos.

A Géminis le encanta hablar tanto que difícilmente podrás decir una sola palabra. Géminis está interesado en tantas cosas diferentes que tiene dificultades para centrarse en una sola.

Géminis tiende a ser arrogante y engreído. Cree que lo sabe todo y no se avergüenza de admitirlo.

También puede ser poco confiable, no necesariamente la persona con la que te gustaría contar en caso de apuro.

Cáncer

Cáncer es cariñoso y afectuoso, pero esto también significa que es extremadamente emocional y sensible.

Cáncer es temperamental (después de todo, es un cangrejo). Es cauto y tímido hasta el punto de que es muy difícil hacer que salga de su zona de confort.

Cáncer es muy sensible y se ofende muy fácilmente.

Leo

Leo tiende a ser encantador y adorable, pero sobretodo, se encanta y ama a sí mismo. Demanda atención e intenta ser el centro de ella todo el tiempo.

No hay manera de encontrarle una solución, Leo es adicto a la atención. Para Leo, todo gira a su alrededor.

Si se empieza a sentir ignorado, tendrá una rabieta.

Virgo

Cuidado si estás saliendo con un Virgo, porque tiende a ser más crítico que los demás signos.

Es perfeccionista, por eso, incluso una media sonrisa puede hacerle estallar y comenzar un chisme.

Tiende a ser crítico y pesimista hasta tal punto que, cuando está decaído, piensa que el mundo se va a acabar.

Virgo tiene altos estándares. Estándares increíblemente altos e irracionales para todos y todo lo que hay en su vida. Es perfeccionista y te juzgará si no estás a su altura.
No esperes verlo castigarse por sus errores. A sus ojos, es impecable y todos los demás están ganduleando.

Libra

Libra es indeciso. Pasa mucho tiempo preparándose y estudiando para cualquier cosita.

Es el tipo de persona que se para en el supermercado con dos botes de ketchup examinando cuidadosamente las etiquetas. ¡Por Dios, elige uno y sigue!

Libra se toma mucho tiempo para tomar una decisión porque tiene que sopesar cada opción posible. Hará cualquier cosa para mantener la paz hasta el punto de abandonar sus valores.

A Libra le fascina la belleza y se preparará por horas antes de estar listo para salir.

Siente pánico ante la idea del compromiso y no es muy bueno manteniendo las promesas. No pretende ser malicioso, pero tampoco es leal.

Escorpio

El infierno no tiene la furia que tiene un Escorpio cuando es despreciado. Es apasionado pero tiende a ser manipulador y ardiente.
Escorpio es muy despiadado. Si haces algo malo a un Escorpio, hará que tu vida sea miserable. Escorpio puede caer en una espiral de oscuridad y desesperación.

Este signo tiene un temperamento de proporciones épicas y cuando algo se mete bajo su piel, reacciona con una furia como ningún otro signo lo hace.

Sagitario

A Sagitario se le conoce por ser sincero, y su sinceridad raya a veces el mal gusto. Tiende a ser un sabelotodo y se aburre fácilmente.

Sagitario se justifica mucho y suele carecer de una buena etiqueta social. No capta las señales cuando está siendo grosero u ofensivo y no les importa mucho su tacto o sutileza.

Este signo te destrozará si encuentra una ranura en tu armadura y te dirá que fue por tu propio bien.

Capricornio

Capricornio es controlador. No va con la corriente. A menudo usa a las personas para su propio beneficio y se crece en el cotilleo y la negatividad. No se lo piensa dos veces antes de usar a una persona para conseguir su objetivo.

Acuario

Acuario piensa que es lógico e inteligente, por lo que juzga a los demás muy pronto. Pasa la mayor parte del tiempo viviendo en su cabeza y parece distante. A menudo da buenos consejos, pero casi nunca los sigue.

Está tan ansioso por dar un consejo, que no escucha lo que intentas decirle.

Piscis

Piscis carece de dirección. Tiende a estar en las nubes y ser accidentalmente distante. Se supone que es el más viejo y sabio de los signos, pero tiende a ser un ingenuo. Le encanta dejarse llevar por la corriente.