El llanto emocional: medicina para “drenar” el alma


Una de las mejores estrategias para poder subsanar todo tipo de tristezas y sentimientos negativos que se encuentran muy arraigados en el interior del corazón del ser humano, se basa en expresarlos. La mejor manera de lograrlo es llorando, desahogarse es la clave para dejar ir lo que tanto te mantiene agobiado. El llanto emocional es la medicina definitiva para sanar el alma, a continuación, conocerás mucho más al respecto.

Los científicos han afirmado durante años que tanto el llanto como la risa son parte de las conductas que nos hacen más humanos. Estas expresiones tienen una duración específica y luego de que ocurren, generan un sentimiento de bienestar total en las personas.
Las emociones no se pueden reprimir ya que hacerlo, puede causar daños profundos en los individuos. Llorar es sanador y terapéutico, por este motivo, para aliviar el alma se necesita más que unas cuantas lágrimas.

El llanto emocional, es aquel en el que las personas dejan ir todo aquello que les perturba y los atormenta, despojándose totalmente de ataduras del pasado y sentimientos que no les permiten avanzar. A pesar de que este tipo de llanto es el mejor para poder sanar las heridas profundas del corazón, no es bien visto por la sociedad ya que tiende a percibirse como un acto de extrema sensibilidad. Sin embargo, las lágrimas que se asoman al ver una película romántica o al estar feliz por alguna situación son vistas como algo normal.

La mayoría de las personas esconden su verdadero dolor y evitan llorar desenfrenadamente delante de las demás personas para evitar que su fortaleza se vea debilitada. Cuando deciden drenar, lo hacen lejos de quienes pudieran criticarlos. La solución más sencilla que encuentran al problema de ser percibidos como seres vulnerables ante la sociedad, es llorar a solas para evitar ser juzgados.

Los especialistas señalan que, para poder desprenderse completamente de los sentimientos nocivos para la salud, es preciso desahogarse de forma liberadora, sin ningún tipo de restricción que cohíba a la persona de expresar su verdadero sentir. En el momento del llano emocional, no debe haber autocontrol que lo detenga, el sentimiento debe fluir de forma continua y natural.

El llanto emocional y sus numerosos beneficios

Desde su nacimiento, el ser humano emplea el llanto como un mecanismo biológico que pretende establecer un fuerte vínculo con las personas que lo rodean. Los bebés se conectan, a través del llanto, con sus padres para poder recibir, afecto, protección y consuelo.

Aunque en esta fase de la vida, los llantos se privan de lágrimas, ya que el mecanismo del cerebro que activa la secreción de las mismas aún no cumplen su función, el llanto es un factor crucial para la supervivencia de los más pequeños.

En las siguientes etapas de la existencia humana, el llanto sigue siendo considerado como un factor que juega un papel fundamental en el mantenimiento de una vida saludable y comienza a tener otros propósitos.

  1. A través del llanto, se pueden eliminar grandes cantidades de toxinas que se producen en el cuerpo.
  2. El llanto es una terapia realmente sanadora; independientemente del motivo que lo cause, este mecanismo biológico del cuerpo puede ayudar a evitar que se somaticen las emociones.
  3. La Universidad de los Ángeles concluyó que el llanto puede ser una advertencia. En ocasiones, las personas se sienten abrumadas por situaciones ante las que deben actuar y no lo hacen. El llanto funciona como un llamado de atención para que el individuo tome medidas al respecto de alguna situación.
  4. Luego de llorar, las personas suelen tener un panorama mucho más claro del momento por el que están pasando.
  5. De acuerdo con los científicos, el llanto emocional, profundo y auténtico ayuda al desahogo y a la activación de neurotrofinas. Estas proteínas favorecen la plasticidad neuronal. En otras palabras, colabora con el aprendizaje y la creatividad.

El llanto, la vulnerabilidad y el desahogo

El día a día suele cargar a las personas de responsabilidades, tensiones y preocupaciones que generan sentimientos y emociones de todo tipo. En ocasiones, existen ciertos espacios en los que se puede tomar un momento para poder soltar algunas lágrimas reprimidas. Sin embargo, esos instantes no suelen ser suficientes para drenar todo lo que se lleva en el interior del corazón.

Los problemas diarios, pueden llegar a absorber a una persona y empañar gravemente su calidad de vida. Las palabras que no se dicen, los sentimientos reprimidos, los duelos que no se viven y el dolor que se disimula, son solo algunos factores que terminan dañando profundamente a quienes no se desahogan por medio del llanto.

De esta manera, poco a poco las personas se van llenando de frustraciones y tristezas que hacen que la existencia sea una constante agonía. Los bloqueos emocionales de este tipo pueden causar grandes estragos en la vida de una persona, produciendo ansiedades y depresiones constantes.

El llanto emocional es una expresión que puede hacer sentir vulnerable a algunos individuos. Sin embargo, todo lo que ocurre normalmente en la vida de una persona causa sentimientos que se deben exteriorizar para poder tener una vida sana.

No todos saben brindar apoyo

Algunas personas pueden llegar a sentirse peor, si quienes se encuentran a su lado, los tildan de dramáticos y no le dan mayor importancia al dolor que pueden estar sintiendo. Frases como, “No entiendo por qué lloras “o “estás exagerando”, intensifican el dolor de la persona que está llorando, haciéndola sentir desahuciada e incomprendida.

Para poder drenar emocionalmente, es necesario hacerlo a solas o estando con una persona que realmente pueda entender la situación y respete los sentimientos de quien llora. Es necesario saber seleccionar ante quién se pueden expresar los sentimientos más profundos. Los psicólogos o los amigos cercanos son las personas ideales para colaborar con el desahogo y no hay duda que te pueden prestar toda su colaboración para que logres sentirte mucho mejor.

El llanto emocional es muy terapéutico, te ayuda a hacer catarsis, dejar el pasado atrás y reconstruir el presente. Te recomendamos recurrir al llanto para poder superar las tristezas, los temores y los demás sentimientos negativos que pueden estar afectando tu cotidianidad.

Fuente: Lamenteesmaravillosa. Adaptación y escritora: Oriana Ianni para Ohyeea