Ella visita a ancianos que están solos en una residencia y enseña que los ángeles sí existen


Ellos no están allí para ser dejados al olvido, para liberarte de su cuidado, para ignorar su existencia. Las personas mayores son reflejo de experiencia, de una vida con bajas y altas, pero a fin de cuentas una vida que ha sido productiva, que ha dejado mucho a sus hijos y nietos para que sepan cómo salir adelante. ¡Merecen respeto y atención!

Los ancianos son personas que merecen amor, respeto y el cuidado que tanto brindaron ellos a sus hijos y familiares cuando su energía estaba en lo más alto. Aquellos que viven en hogares o residencias de cuidado son propensos a sentir más fuerte la soledad, en especial cuando los familiares los ingresan y ya luego se van olvidando de su existencia.

Los abuelitos son seres muy especiales y son importantes en nuestras vidas, ellos son la representación viva de cariño y consentimiento. Es comprensible tener que llevarlos a hogares de cuidado cuando alguna enfermedad les dificulta hacer sus tareas de cada día, pero es injustificable no estar pendiente de ellos y compartir tiempo a su lado.

Gracias al cielo, aún hay personas muy atentas que entienden la situación de estos abuelitos y buscan cada tanto visitarlos y demostrarles que no están solos, que hay quienes les den importancia. Es muy triste pensar que se sientan tan solos, alejados de su familia, y piensen que dejaron de quererlos. Así que, esta chica, Judith Darian Peguero quien tiene plena conciencia de lo que puedan estar sintiendo hace constantemente actividades desinteresadas para reavivar su espíritu.

Decidió publicar este video de una de sus experiencias de visita en el Hogar Inspiración Divina, buscando concientizar a más personas sobre la importancia de cuidar y acercarnos a nuestros abuelos. Ella recorre los pasillos obsequiando dulces y conversando con algunos de ellos.

Las acciones desinteresadas siempre son gratificantes

En el vídeo verás cómo se detiene a conversar con una ancianita que seguramente hace poco tuvo una lesión o sufrió una caída debido a que tiene el brazo vendado. La escena es muy emotiva pues está muy agradecida con Judith por estar allí, por recordarles que son especiales, ella la abraza y le habla. Aunque no sabemos exactamente qué es lo que le dice, Judith se emociona hasta las lágrimas.

¡Sí son importantes! ¿No te emociona verlos felices y a gusto?  La alegría en sus rostros vale el sacrificio, buscar el tiempo para estar con ellos, para recordarles cuánto los amas. Los efectos de los años no les permiten siquiera hacer largas caminatas así que solo se sientan a esperar, esperar que algo suceda. No los dejes esperando, tomemos el ejemplo de Judith y hagamos la diferencia.

El video te resultará muy emotivo si tienes abuelitos muy queridos que ya no están a tu lado, y si los tienes, querrás ir corriendo a abrazarlos y recordarles que los adoras.

Recuerda tú que su energía ya no es la misma, debes comprender su lentitud, ya no pueden moverse igual, a veces se les olvidan las cosas. Trátalos con amor, a ellos también les afecta que ya no sean los mismos, que ya no puedan moverse igual ni recordar ciertas cosas. El amor es capaz de revivir a quien sea.

Mira el vídeo. Esperamos te inspires y emociones lo suficiente para tomar conciencia al respecto.

Fuente: Judith Darian Peguero Relaciones Públicas