Hombre manda una foto de “parte íntima” a una niña de 11 años. Pero cuando la convence de quedar, la cosa toma un inesperado rumbo


El mes pasado, en Brasil, un hombre no identificado envió una foto de sus partes más intimas a una niña de 11 años de Mogi das Cruzes, Sao Paulo. El hombre junto a la foto, dejó un: “Hola”. La niña, como es normal, se asusto mucho y decidió mostrarle a su madrastra el mensaje de semejante pervertido y esta, convencida de lo que hacia, decidió seguir ella la conversación, con el fin de averiguar quién se escondía tras ese numero de teléfono.

El acosador, creyendo que aún hablaba con la niña, se volvía cada vez más confiado y se mantuvo durante dias en distintas conversaciones picantes. En los mensajes se ve claramente cómo las intenciones de ese hombre eran perturbadoras y dignas de un enfermo sexual. El hombre quería aprovecharse de la niña:

e9a7f72de2c835eaf0ef8689162600d6-800x418

suspeita_de_pedofilia_2

También incluso le pidió fotos de ella desnuda.

7f0b708bd5060667872be00b28d84aa5-800x348 suspeita_de_pedofilia_3 (1)

Después de dichas conversaciones durante 21 días, el padre y la madrastra de la niña, idearon un plan para tener un cita con el acosador haciéndose pasar por su hija. Le idea era avisar a la policía para agarrarlo. Pero lo que paso fue distinto y se les fue de las manos.

Al llegar al lugar acordado, la estación de bus de la ciudad, los padres de la niña identificaron al acosador y salieron a su encuentro. Tras el ajetreo, algunas personas que estaban en el lugar preguntaron que pasaba y la madrastra, ya indignada, grito: “PEDOFILO”. Y 10 personas, o más, acudieron rápidamente tirándose encima del sujeto de 28 años.

a95e3cddea68baee9bcb2c5b7b0761a5-800x458

Fuente: JornalOn

El padre de la victima trato de parar las agresiones hacia el sujeto, porque su intención era que fuera arrestado por la policía, pero la envestida de personas no finalizó hasta la llegada de la policía.

El hombre tuvo que ser hospitalizado debido a terribles heridas. En sus bolsillos, la policía encontró teléfonos móviles con diversos chips, ademas de preservativos. Aún está siendo investigado, y la familia de la niña espera que hayan pruebas para condenarlo y castigarle como es debido.

No se debería de tomar la justicia por nuestra mano, pero la verdad es que este tipo merecía un buen escarmiento, aparte de su condena en cárcel. Es demoníaco que hayan seres capaces de hacer esto a niños pequeños.

Mucha atención y reflexión con este caso. Deberíamos ser mucho más conscientes de que tal vez nuestros hijos no deberían de tener acceso privado a los teléfonos y a la redes sociales con tanta facilidad, y de ser así, pues llevar un estricto control paterno o familiar, ya que nuestros niños se someten a un escaparate en la red, que puede llegar ser muy dañino. El tema de siempre que aún no ponemos solución, ¿verdad?

¿De verdad un niño de 11 años debe tener teléfono móvil o cuentas en redes sociales sin el consentimiento o la vigilancia paternal? ¿Qué opinas?