Cuando se trata de robos, los ladrones se las ingenian de mil y una formas para engañar y poder robar a sus víctimas.

Ya conoces su técnica del papel en el cristal trasero de tu coche; el uso de muñecos que dejan tirados en mitad de la carretera para hacer creer a sus víctimas que es una persona que necesita ayuda y, cuando paras a socorrerlo, te roban tu coche dejándote sin nada; y un sin fin de trucos más.

Pues bien, ahora han inventado un nuevo método para robar, y se trata ni más ni menos que de una botella de plástico, sí, como tal y como lo lees, una simple botella de plástico.

Al parecer la forma de usar este nuevo método, según comenta la policía, es poniendo una botella sin agua en la rueda delantera tal y como ves en la imagen que te mostramos a continuación.

Obviamente, cuando se pone el coche en marcha, la rueda aplasta la botella y hace un ruido que preocupa al conductor que, para comprobar qué es lo que pasa, baja del coche. En ese momento, ya que el coche está arrancado y todas las cosas de la víctima (bolso, documentación, teléfono) están dentro, los ladrones, sin dudar un segundo, se apropian del vehículo.

La policía advierte que es mejor echar un vistazo al coche antes de subir en él y comprobar si hay algo entre las ruedas pero, si no se revisa, si se escuchara un ruido extraño, lo mejor es seguir hacia delante y parar en un lugar en el que el conductor esté a salvo.

Echa un vistazo a este vídeo para ver cómo los ladrones ponen en marcha este nuevo método de robo.

¿Qué te parece? Ya sabes, antes de subir a tu coche, por precaución, revisa que todo esté en orden.