La sal se puede obtener de diferentes maneras, ya sea por evaporación o pulverización mineral. Pero el 50% de la se consume habitualmente proviene directamente del mar y la otra parte es tomada de las minas, se suele encontrar como yodo salino o en forma de roca-mineral.

La sal es necesaria para un buen funcionamiento del organismo, pero ya se sabe que si su uso es inapropiado será dañino para la salud.

El exceso de sal puede llegará a causar grades padecimientos en un futuro; tales como: 

1-Hipertensión arterial: La sal desmedida provoca que el mecanismo de seguridad del cerebro se desregule, causando el aumento de la presión arterial.

2-Ictus: El consumo de sal en exceso puede provocar hemorragias en el cerebro, llegando hasta la muerte en la mayoría de ocasiones.

3-Perjudica considerablemente los riñones: Los riñones dejan de trabajar de manera correcta y la filtración comienza a fallar, en muchas ocasiones se producen cálculos renales, teniendo que llegar a la intervención para poder sacarlos.

4-Infartos: La sal es bastante dañina para el corazón, ya que este deja de bombear la cantidad adecuada de sangre para que el cuerpo funcione como se debe.

5-Obesidad: La sal se vuelve adictiva y más en los alimentos chatarra, esto hace que las personas coman en exceso y lleguen a alcanzar muchos quilos demás.

La sal en cantidades adecuadas no llega a ser dañina, pero lo malo está en las cantidades elevadas y la gran mayoría de las personas se pasan de largo.

Según la OMS se debería de consumir tan solo 5 gramos de sal al día, que viene siendo una cucharadita de postre.

Tal vez piensas que no te pasas de los 5 gramos de sal al día, pero lo malo es que muchos alimentos procesados traen enormes cantidades de sal y ni siquiera te percatas de eso.

Por ejemplo, una bolsa de patatas fritas ya supera el límite recomendado y eso más lo que comas en el reto del día ya estás excediéndote con la sal.

¿Qué sucede cuando dejas de consumir excesos de sal?

Cuando tu cuerpo siente los niveles de sal bajos reacciona de manera positiva, comienza a normalizar el nivel de agua y el flujo de sangre. Impresionantemente el cuerpo es capaz de retener más el calcio, también comenzarás a ver como tu cuerpo se mantiene mucho más hidratado y más enérgico.

Si padeces de hipertensión o enfermedades cardíacas, el reducir la sal será de gran beneficio y También ayudará en cualquier otra enfermedad.

Comenzarás a notar perdida de peso, ya que tu cuerpo se mantendrá más hidratado haciendo que no comas en grandes cantidades. Te sentirás más saciado con cantidades más pequeñas de comida.

Y una de las mejores cosas es que puedes empezar a sentir los sabores verdaderos de los alimentos, ya que a la hora de agregar tanta sal los sabores quedan escondidos.

Es de suma importancia que vigiles las cantidades de sal que ingieres, esto cobra factura al pasar de los años y si no te cuidas en este aspecto probablemente verás las consecuencias en un futuro.

Siempre es buena idea consultar con tu médico y que te recomiende como sustituir la sal y tenerla en tu vida de forma moderada.

Ideas para sustituir la sal por otros alimentos: 

PEXELS
  • El ajo en polvo: Este es un buen aliado para darle sabor a tus comidas sin que te pases con la sal.
  • La cebolla: Aunque te suene raro la cebolla es un buen sustituto de la sal, ya que da buen sabor y olor a los alimentos.
  • Hierbas aromáticas: Además de saludables dan un sabor extraordinario a las comidas.
  • Limón: Este es ideal para los amantes de limón, ya que un chorrito de jugo de limón cambia por completo tus platillos.
  • La pimienta: No puede faltar un poco de pimienta en la comida y evitar tanta sal.

Ya sabe que todo extremo es malo así que cuida tu salud y procura reducir la sal y verás grandes resultados. 

Artículo original redactado por Ohyeea © Todos los derechos reservados.


¡