Muchas mujeres hacen: Ejercicios para piernas perfectas en 10 minutos y en cualquier parte


Cómo tonificar las piernas en casa y en tan solo 10 minutos.

El verano está a la vuelta de la esquina y tú, una vez más, lamentando no haber empezado con la “operación bikini”. A tu cabeza vienen cosas como ya es tarde, ya de nada sirve empezar ninguna dieta ni ir al gimnasio para ponerme en forma.

Y es que da tanta pereza tener que ir al gimnasio… Pero seguro que ni te has planteado la posibilidad de hacer ejercicios para tonificar tu cuerpo desde tu casa y sin tener que gastar dinero.

Pues bien, es el momento de que te pongas al día de cómo ejercitarte desde tu casa, y dando forma a un pilar importante de tu cuerpo: las piernas. Y es que ellas, tus piernas, son la base que sostiene todo tu cuerpo y por eso es de importancia que las tengas fuertes. Son tus piernas las poseedoras de los músculos más grandes, por lo tanto, son los que más energía necesitan para moverse y, por si no lo tenías presente este dato, para moverlas tu corazón trabaja más y eso hace que pierdas más caloría. ¿Que por qué es tan importante mantener las piernas en forma? Porque de ese modo, caminarás con más firmeza y, por si fuera poco, fortalecerlas te ayuda a mitigar el dolor de lumbares, caderas y glúteos y tendrás más flexibilidad.

Sí, al principio te costará un poco hacer los ejercicios, pero verás que con un poco de tiempo podrás aguantar más y también te atreverás a incorporar algo de peso para aumentar su efectividad. Eso sí, no te olvides que antes de hacer los ejercicios, debes hacer estiramientos para no hacerte daño, descansar unos 45 segundos entre ejercicio y ejercicio y, volver a estirar una vez finalizada tu serie de ejercicios.

Pero lo mejor de todo: ¡Solo necesitarás 10 minutos al día para tonificar tus piernas!

Primer ejercicio

De pie con el cuerpo recto, da un paso lateral con la pierna derecha flexionando la rodilla. Toca el pie derecho con la mano izquierda, siempre con el tronco recto y la cabeza hacia arriba. Vuelve a la posición inicial y haz lo mismo con la pierna izquierda. Haz el ejercicio durante 1 minuto con los glúteos apretados.

Segundo ejercicio

Colócate tumbada boca arriba sobre una esterilla (puedes improvisar una con toallas o una alfombra). Flexiona las piernas dejando los pies en el suelo, y levanta los glúteos hasta que tu cuerpo esté recto. Con este ejercicio puedes, o bien subir y bajar los glúteos (sin que lleguen a tocar el suelo), o bien balancearlos de un lado a otro. Al igual que el ejercicio anterior, hazlo durante un minuto.

Tercer ejercicio

Para este ejercicio debes estar de pie y con la espalda recta. Haz una sentadilla flexionando las rodillas y llevando tu cadera hacia atrás, luego, estírate como en la foto. Haz otra sentadilla y estira con la otra pierna. Continúa con este ejercicio durante un minuto.

Cuarto ejercicio

Sentadillas intercambiando piernas. Da un paso hacia atrás con el pie derecho de modo que tu pierna izquierda quede más adelantada. Luego flexiona la rodilla izquierda al máximo que puedas. Mantén la posición durante 30 segundo y luego, cambia de pierna.

Quinto ejercicio

Ponte de nuevo boca arriba sobre tu esterilla y flexiona las rodillas (dejando los pies en el suelo) eleva los glúteos, y estira una pierna dejándola en línea recta con tu cuerpo. Lleva la pierna hasta arriba y luego la bajas hasta volver a tener una línea recta con tu cuerpo. Repite el ejercicio con la otra pierna. Ejercita cada pierna durante 30 segundos y no olvides que los glúteos no deben tocar el suelo.

Sexto ejercicio

Para este ejercicio necesitas tumbarte de lado y con las rodillas un poco flexionadas. Apoya el antebrazo y cadera derechos sobre la esterilla. Luego levanta la cadera y estira la pierna izquierda. Levanta y baja la pierna durante 30 segundos y luego haz el mismo ejercicio con la otra pierna.
Si eres constante para hacer estos ejercicios a diario, verás que en un mes tendrás muy buenos resultados. Una vez estés habituada a ellos y los hagas con ligereza, puedes empezar a usar peso para acompañar a tus ejercicios.

A continuación podrás ver un vídeo a modo de ejemplo con estos ejercicios.

Ya no tienes excusa para no ponerte en forma.

Fuente: Rolloid