Una ilustradora capta perfectamente la felicidad que aporta el vivir sola en una serie de ilustraciones

Estar soltera y vivir sola puede ser increíble, y estas ilustraciones te muestran cómo.

Creados por una pintora de LA, ilustradora y animadora ocasional, Yaoya Ma Van As, esta serie de ilustraciones resume bastante bien la magia de vivir en soledad. Desde dejar tus marcas en cualquier sitio hasta limpiar cuando quieres, vivir sola tiene, realmente, sus ventajas.

A continuación te dejamos sus ilustraciones sobre las ventajas que supone el vivir sola.

1. Disfrutar de algo de paz y tranquilidad

¿A quién no le gusta de disfrutar de algo de paz cuando termina una larga jornada laboral? No todo el mundo tiene ese privilegio pero, si vives sola, encontrarás esa calma que tanto necesitas.

2. Escapar de la realidad

La mejor manera de escapar de la realidad y viajar a otros mundos, es a través de la lectura. Si vives sola, seguro puedes disfrutar de largas con la única compañía de un buen libro.

3. Jugar con tu mascota

Si tienes una mascota como única compañía, también disfrutarás de esos momentos en los que, lo único que haces, es jugar con ella.

4. Trabajar cuando te apetece

Da igual la hora que sea, si de pronto a las 11 de la noche te parece que es una buena hora para trabajar, lo haces sin ningún tipo de problema y sin que nadie te intente convencer que es demasiado tarde y que lo dejes para mañana.

5. Disfrutar de un té mientras ver la lluvia

Un buen té y el sonido de la lluvia caer sin que nadie te moleste, es uno de los grandes placeres de la vida.

6. Atracones de comer todo lo que quieras

Puedes comer todo lo que quieras cuando quieras sin que nadie te haga sentir mal porque estás comiendo más de lo que deberías o algo poco sano.

7. No hacer nada en todo el día

Tiempo para ti, sin hacer nada más que eso: NADA.

8. Bailar como si nadie te estuviera viendo (porque nadie lo está haciendo)

Puedes bailar como una loca con tu música favorita haciendo el tonto si así te apetece. Nadie te ve, así que disfrutas de ese momento a tope.

9. Acurrucarte con tu mejor amigo

Tu mejor amigo, tu perro o tu gato.

10. Ser un poco desaliñado

Puedes ser tan desastre como quieras tanto con tu aspecto como con tu casa, nadie va a estar ahí para decirte que limpies, que te arregles, ni nada en absoluto.

11. Tomar un baño durante el tiempo que quieras

Imagínate darte un baño durante largo rato sin que nadie te diga que llevas demasiado tiempo o que necesita usar el baño

12. Disfrutar de las pequeñas cosas

A veces, también es necesario disfrutar de las cosas pequeñas que te ofrece la vida: observar la naturaleza, ver jugar a tu mascota, etc.

13. Tener una fiesta contigo misma

No necesitas a nadie más para pasarlo bien, solo una buena música y a disfrutar.

14. Salir a pasear despreocupadamente

Otro placer de vivir en soledad, es salir a pasear sin preocuparte de que hay alguien en casa esperando a que vuelvas.

15. Disfrutar de una mañana para ti misma

Piénsalo. Domingo por la mañana, nadie depende de ti ni tú dependes de nadie. Tiempo para ti, para profundizar en tu autoconocimiento.

16. Picotear cuando te apetezca sin que nadie te juzgue

Da igual la hora que sea, si te apetece ir a la cocina y picar algo, lo haces sin que nadie te haga sentir mal.

17. Meditar sin distracciones

Puedes desconectar la mente para pasar un buen tiempo de meditación sin que nada ni nadie a tu alrededor, te disturbe.

18. Trabajar de la forma que te apetezca

En pijama, con música, mientras jugueteas con tu mascota, con los pies sobre la mesa… Tú eliges la opción que más te guste, nadie te va a decir nada.

19. Mimarte a ti misma con un lote completo de galletas

Te apetece hornear unas galletas y es lo que haces, comiéndote todas las que preparas sin dejar ni una sola.

20. Disfrutar de tiempo de calidad

Algo muy importante para cualquier persona, es poder pasar algún tiempo de calidad, algo que puedes hacer cuando vives sola.

21. Soñar en un día lluvioso

Nada te transporta mejor al mundo de los sueños que la lluvia. Disfruta de ella.

22. Tomarte tu tiempo por las mañanas

No tienes que preparar el desayuno para nadie más, solo para ti, por eso, cuando te levantas por las mañanas, puedes tomarte todo el tiempo que necesites para ti misma.

23. Estirarte por las mañanas con la habitación para ti sola

Algo que da placer al cuerpo cuando te levantas por la mañana es estirarlo, y cuando vives sola, puedes disfrutar de toda la habitación para estirar tu cuerpo.

24. Tener a tu mascota a tu alrededor todo el tiempo

En el baño, la cocina, la habitación… Donde quiera que vayas, allí tendrás a tu mascota rondándote.

25. Limpiar cuando quieras

¿Quién dice que hay un momento específico para limpiar? Nadie, tú decides cuándo hacerlo.

26. Crear tus propias normas sobre una “cena correcta”

Puedes cenar lo que te parezca mejor: pasta, pizza, cualquier cosa. Tu casa, tus normas.

27. Levantarte con tu mascota

Será tu perrito quien te despierte, si lo tienes, y seguro que lo hace haciéndote sonreír.

28. Marcar tu territorio

En realidad, toda tu casa está marcada como tu territorio…

29. Tomarte todo el tiempo que quieras en tus caminatas matutinas

Tus caminatas matutinas son tiempo para ti, para disfrutar del tiempo, de la naturaleza o la ciudad.

30. Deshacerte de tus problemas

Vives sola, tienes tiempo para ti, para pensar en ti y en cualquier cosa que te preocupe. Llegas a conocerte en profundidad y, sin duda alguna, siempre encuentras la forma de deshacerte de tus problemas.

31. Probarte toda tu ropa

Puedes pasar horas probándote ropa y decidiendo qué es lo que mejor te queda y nadie se molesta por todo el tiempo que has dedicado a ello.

Fuente: Boredpanda