Mujer le roba el show a un cantante de Reggae y la gente enloquece con lo que hace su voz


Todo aquel que disfruta de reggae, sabe apreciar la belleza de sus notas. En su melodía se entreverán reclamos, deseos y poesías. Este ritmo nacido allá por la década de los 60, regalo de Jamaica, ha ido forjando un camino que continúa en jóvenes y ancianos, casi religiosamente.

El siguiente vídeo te emocionará. Mientras un músico callejero comienza un show con su guitarra ante algunas personas, una joven lo escucha. Si bien, en primer lugar se limita a cantar desde el público, llega el momento en que no puede resistirse y comienza a acercarse al músico cantando. Finalmente se funden en un concierto digno de atención.

Con un atuendo formal y profesional esta joven se diferenció del ritmo jamaiquino tan conocido por su colorido atuendo y por las características rastas, sin embargo esto mismo, sumado a su vos grave fue lo que nos enamoró.

Si usas un poco tu imaginación puedes sentir que estás en un concierto de Bob Marley, quien junto a una joven al estilo de Nina Simone, entonan “Three Little birds”. El resultado es espectacular y te hará desear estar en 1960 escuchando a los grandes. Te recomendamos que cierres los ojos y te dejes seducir por su melodía hipnótica.

Aquellos grandes iconos del Reggae se nos están apagando, pero su legado ha permanecido y permanecerá en los corazones de los que disfrutan esta música expresiva y sincera.

¿Alguna vez te has preguntado cómo es qué Jamaica ha podido crear un impacto musical tan intenso? Bueno, la música siempre ha sido una de las grandes virtudes de la isla. Esto poco a poco llamo la atención de algunas discográficas que se encargaron de llevar este estilo a casi todo rincón del planeta.

Esperamos que disfrutes este vídeo y que sienta en tu cuerpo la pasión del Reggae, al igual que esta joven quien quizás salió de su trabajo y se cruzó con un músico. Por eso la próxima vez que veas a un músico callejero te recomiendo que te detengas unos minutos a disfrutar de su arte. Porque el Reggae se lo merece.