Ser olvidadiza puede ser una señal de que eres muy inteligente; lo dicen los neurocientíficos.

¿Conoces alguna persona que siempre se jacta de tener una memoria intocable? Y por ello creerse más inteligente, pues no debería, porque tener una memoria perfecta no quiere decir que sea más inteligente. Y es que en la Universidad de Toronto en Canadá, se han dedicado a investigar y han llegado a la conclusión que aquellas personas que olvidan pequeñas cosas, como cumpleaños, nombres, dónde colocaron sus llaves o audífonos, demuestran signos de una mayor inteligencia. Los lapsos de memoria, son normales e incluso pueden mostrar signos de súper inteligencia.

En el Hipocampo (región del cerebro que se asocia con el aprendizaje y la memoria), se reescribe encima de los antiguos aprendizajes; las cosas nuevas o más importantes. Por lo que en nuestra cabeza clasifica lo que es primordial recordar cómo lo que estás haciendo en ese momento y las ideas que necesitan fluir para ese proyecto o trabajo. Siendo más difícil el acceso a ciertas palabras, o antiguos aprendizajes que no usas a diario. Pero que en cuanto investigas y lees un poco, te vuelve todo a la mente. “Lo bien aprendido nunca se olvida.”

UNPLASH

Dicen que este cambio de antiguos y nuevos recuerdos pueden tener beneficios evolutivos. Porque nos ayuda a adaptarnos a nuevas situaciones al dejar ir información desactualizada y potencialmente errónea.

El investigador Blake Richards de la Universidad de Toronto dice: “Si estás tratando de navegar por el mundo y tu cerebro constantemente te trae recuerdos conflictivos, eso te dificulta tomar una decisión acertada.” Por lo que en realidad es sano olvidar ciertas cosas para lograr tomar decisiones inteligentes. Es porque necesitas esa energía para otros pensamientos, en vez de utilizarla para recordar cosas que tu cerebro no los asocia como importantes.

Otro de los casos más comunes es cuando una mujer se convierte en mamá

Muchas mujeres se quejan de la mala memoria y la falta de concentración, al acabar de dar a luz y tener su bebé. Se olvidan del agua en la cocina, o de donde dejaron el control remoto o el móvil. Y así con más pequeños detalles. Sienten como si se hubieran vuelto más tontas. Pero esto está muy lejos de la realidad.

Existen investigaciones que las mujeres con la maternidad se vuelven más inteligentes. Algunos estudios demuestran que el cerebro de una madre se encoge literalmente durante el embarazo. Pero al parecer este “encogimiento”, ayuda a la reestructuración del cerebro, pues aumentan considerablemente las conexione neuronales. Ya que este mismo se prepara para asumir la responsabilidad de garantizar el bienestar y supervivencia de su hijo o hija. Siendo esto algo más bien una evolución física y emocional.

UNPLASH

Por eso también los sentidos se agudizan, con el fin de estar más atenta del bebé. Por ejemplo, con la audición: la madre sabe reconocer el llanto de su bebé entre diferentes llantos. La capacidad visual también aumenta con la auditiva para preservar al bebé de posibles peligros. Inclusos en el tacto hay cambios, las partes del córtex cerebral dedicadas al tacto cambian en la maternidad. Cuando una madre toca a su bebé y este a ella, reciben información y tiene un efecto a nivel cerebral para ambos. Logrando sentir si el bebé está bien, sano, o requiere de atención. Y el bebé al sentir el calor de su madre siente seguridad, amor y bienestar segregando hormonas para su crecimiento.

En la Universidad de Navarra, se publicaron hallazgos parecidos a los asiáticos, que daban a conocer una base biológica al vínculo materno-filial. Que las células en formación de los bebes en su vientre, pasan al cerebro de su madre y lo regeneran.

PEXELS

Los estudios dictan que es importante para el cerebro olvidar detalles irrelevantes, para que así las madres o mujeres se puedan enfocar y optimizar, sus funciones diarias y tomar decisiones inteligentes.

Realmente el cerebro humano es muy complejo y de lo más interesante. Esperemos que sigan existiendo más investigaciones aclarándonos estos misterios. Si eres alguien que olvida detalles ocasionales, ¡ya sabes qué responderles!

Eres una mujer inteligente 😉

Pero por favor, toma en cuenta que si olvidas mucho más de lo normal, esto podría ser un motivo de preocupación y sugieren consultar a un médico.

Artículo redactado por el equipo de Ohyeea © Todos los derechos reservados.


¡