Hoy día, en este mundo de tecnología, todo el mundo tiene cuenta en alguna red social en la que publica sus fotos, vídeos, etc. Es cierto que, las redes sociales pueden ser muy útiles para algunas cosas, pero también es un arma de doble filo pues, cualquiera que vea tus publicaciones en redes sociales, puede hacer comentarios y, no siempre, son positivos.

Esta madre protagonista de la historia que te contamos a continuación, sufrió las terribles consecuencias de publicar una foto en redes sociales.

La madre de la pequeña Charlotte, de tan solo dos añitos, fue con ella al supermercado, y vio que la pequeña estaba jugando con su muñeca, se levantó su camiseta, y empezó a amamantar a su “bebé.” La mamá, no pudo evitar tomar lo que le pareció una tierna foto de su hija.

Sin dudarlo, la subió a su cuenta de Facebook, queriendo dar el mensaje de que amamantar a los hijos es algo muy natural. Pero no imaginaba las consecuencias que tendría el hecho de publicar esa foto.

Junto a la foto, añadió el comentario: “Sabes que estás amamantando cuando ves que, en el supermercado, tu pequeña está diciendo: “Bebé llora, el bebé quiere comer…”

Pero entonces, empezó algo que ella no esperaba. Entre los comentarios se encontró con uno que decía lo siguiente:

“Acabo de ver la mierda más asquerosa. Si te parece bien que tu hija se levante la camiseta en medio del supermercado y lleve la boca de su muñeco a sus pequeños ‘puntos’ en el pecho, entonces, personalmente, creo que te mereces un puñetazo en la cara. Simplemente no está bien”.

Había hasta quienes decían que la niña era lesbiana, y quienes mostraban rechazo a la foto.

La madre, ante lo ocurrido, se puso en contacto con la página Breastfeeding Mama Talk, una página defensora de las mamás que amamantan a sus bebés.

Esto fue lo que ella publicó y recibió todo el apoyo:

“Publiqué la foto de mi hija y, cuando al día siguiente me desperté, vi que había recibido mensajes en los que me preguntaban por la publicación. Yo no me meto con nadie por cómo cría a sus hijos, pero vi comentarios como ‘esta es la mierda más asquerosa’ o ‘deberían darte un puñetazo en la cara’. Me quedé en shock. ¿Es que no es normal que un hijo imite comportamientos normales del día a día? ¿Estoy equivocada? ¿Cómo o por qué debería decirle que lo está haciendo mal cuando es lo que ha estado viendo toda la vida? ¿Cuántos niños dan de comer a sus muñecos dándoles el pecho? Dar pecho es algo normal y natural”

Lo cierto es que, tal vez esas personas que critican a esta madre y el comportamiento de su pequeña, no sean conscientes de que, en algún momento de su vida, también fueron bebés, y fueron amamantados por sus madres. Lo menos que deberían hacer es mostrar un poco de respeto a todas esas madres que dan el pecho a sus hijos y, antes de criticar o insultar, piensen en sus propias madres.

Un aplauso y todo nuestro respeto a todas esas madres que deciden dar el pecho a sus hijos.

Fuente: Upscol