¿Qué le sucede a tu salud si estás todo el día sentado?

Hay personas que pasan mucho tiempo sentadas ya sea por trabajo, o por sedentarismo y falta de ganas de moverse del sillón, pero no tienen ni idea de que, estar muchas horas sentado puede llegar a matarlos. Sí, tal y como lo lees. Y es que, en EE.UU., se conoce a esta posición como “el nuevo tabaquismo”.

Como ya te hemos dicho, pasar muchas horas sentado frente a tu ordenador. puede provocarte problemas de salud muy serios. El caso es que, desde que te levantas, son muchas las horas que pasas sentado ya que, te sientas para desayunar, para ir al trabajo y, cuando llegas al trabajo, te vuelves a sentar. Y una vez en casa, sigues sentado para ver la televisión, para cenar, para leer… Vamos, que si calculas las horas que pasas sentado, se puede decir que pasas prácticamente medio día (o más) en esa posición.

Sí, la mayoría de la gente lo hace, pero has de saber que esta posición no es natural y que ese sedentarismo es nefasto para tu salud.

¿Qué pasa a tu cuerpo si pasas todo el día sentado? A continuación te lo contamos.

1. Cerebro:

Tu circulación y flujo de oxígeno hasta el cerebro se hacen más lentos cuando estás mucho tiempo sentado, por lo que, tu concentración es insuficiente y tienes menos claridad de ideas.

Es bueno que pares, tomes un respiro, pasees (aunque sea por el pasillo) y desconectes sin quieres poder desarrollar nuevas ideas.

2. Espalda:

Los malos hábitos, al final provocan que tu espalda sufra las consecuencias. Y es que, pasar mucho tiempo sentado, hace que pierdas la tonificación muscular, lo que afecta a tu estabilidad y hace que te cueste mantener el cuerpo erguido. Es por eso que, si quieres evitarlo, tienes que moverte más para que tus vértebras se mantengan en movimiento. Cuanto más te muevas, más facilidad encontrarán la sangre y los nutrientes de tu organismo para llegar a los músculos y al resto del cuerpo, proporcionándote un beneficio para tu salud en general.

3. Cuello y hombros:

Por lo general, se tiende, de forma inconsciente, a sobrecargar y tensar los músculos de los hombros y, ya que el cuello está ligado a los hombros, también acaba sufriendo la misma suerte, y es que, pasar tantas horas en la misma posición delante del ordenador, hace que esta zona se resienta.

Intenta cuidar tu postura para aliviar la presión, para ello, puedes usar una silla sin respaldo, ya que te obligará a tener la espalda recta. También es de ayuda tener un escritorio alto. Intenta caminar de vez en cuando, mantener la espalda recta, y moverte de vez en cuando.

4. Piernas:

El estar muchas horas sentado, te puede llevar a tener riesgos de debilidad y reducción en el volumen de tus huesos. Es decir, que pierdes fuerza y resistencia, lo cual crea un impacto negativo para tus piernas. Esto afecta en especial a las mujeres.

-Pasar tantas horas de sedentarismo, también hace que el flujo sanguíneo sea más lento y, por lo tanto, la sangre se acumula en la zona de los tobillos, lo que hace que haya más posibilidad de varices, inflamación y coágulos.

Para evitarlo, sería bueno que caminaras, aunque sean unas caminatas cortas, y así pones tu cuerpo a funcionar correctamente. También puedes ir a nadar o salir con la bicicleta y así activar la circulación, y hacer tu musculatura y huesos más fuertes.

5. Órganos:

Al tener un flujo sanguíneo hacia los órganos más lento, se incrementa la producción de insulina que provoca distintas enfermedades como diabetes, obesidad, cáncer de colon, problemas cardiovasculares…

Según un estudio, las personas que permanecen 23 horas a la semana sentadas, tienen unas probabilidades de un 65% de morir por algún tipo de insuficiencia cardíaca.

Lo mejor, la actividad física. Con ella favoreces tu circulación y evitas la formación de células cancerígenas.

6. Metabolismo:

Es cierto que el metabolismo se puede alterar por distintos motivos y no solo por el sedentarismo. Pero ten en cuenta que, 90 minutos sentado, ralentiza el metabolismo y hace que se eleve la tasa de lípidos en sangre, lo que puede provocar obesidad.

7. Nalgas ensanchadas:

Esta parte, las nalgas, es la que más se resiente de pasar tantas horas sentado según un estudio llevado a cabo en la Universidad de Tel Aviv.

Esto se debe, no solo a la inactividad, sino también a la presión que se ejerce sobre los tejidos grasos que se modifican y se vuelven más agarrotados.

¿Qué podemos hacer?

Por supuesto que, la solución, es que salgas a caminar, que te muevas, te estires y oxigenes tu cuerpo.

Algunos consejos que te damos a continuación son:

Si tienes que hacer una llamada, no lo hagas sentado, sal a caminar y a tomar el aire mientras hablas.

Si es tu hora de descanso, sal y tómate algo en pie. Lo mismo a la hora del almuerzo, ve caminando hacia el lugar en el que vayas a comer.

Si tienes que tirar cosas a una papelera, ponla lejos de tu mesa y oblígate a caminar para poder llegar hasta ella.

Pon una alarma cada hora para hacer un descanso para oxigenar tu cuerpo y hacer que tu sangre circule.

Sal a caminar para volver a recuperar la claridad de tu mente y así poder volver a concentrarte a la vez que tus músculos se mueven.

Intenta trabajar de pie en la medida de lo posible. En algunas escuelas de Noruega utilizan esta técnica y resulta muy eficaz con los niños, así que ¿por qué no practicarla? Eso sí, si decides hacerlo, recuerda ajustar la mesa a tu altura.

Si tienes una reunión, propón tenerla de pie, explicando a tus compañeros el motivo. Será bueno para todos.

Intenta ir caminando o en bicicleta al trabajo, un poco de ejercicio no te vendrá nada mal y tu cuerpo te lo agradecerá.

Si para acceder a tu puesto de trabajo necesitas subir en ascensor, olvídate de éste y usa las escaleras.

También puedes moverte en tu silla haciendo estiramiento de piernas y moviendo tus brazos y manos.

Ahora que sabes los riesgos de pasar tantas horas sentado, ¿pondrás de tu parte y empezarás a ejercitarte? Vamos, no cuesta tanto y harás un gran favor a tu cuerpo y a tu salud.